Amigos para siempre

Jornadas de talleres, conferencias, espectáculos artísticos, encuentros deportivos y recorridos por lugares históricos, consolidaron, del 1 al 5 de abril, las relaciones entre universidades de Nueva York y Camagüey.

Luis Ramos, por la parte cubana y Gustavo López por la extranjera impartieron excelentes conferencias durante el evento.
Luis Ramos, por la parte cubana y Gustavo López por la extranjera impartieron excelentes conferencias durante el evento.

Cuba es un país con miles de dificultades por resolver, pero con millones de maneras para mostrar humanidad, armonía, profesionalidad y respeto ante culturas diferentes. Y una muestra de ello resultó el I Encuentro Científico Académico que sostuvieron el Lehman College (LCNY) de la Universidad de Nueva York y la Universidad de Camagüey (UC) “Ignacio Agramonte loynaz”.

“Ustedes sencillamente nos abrieron sus puertas, nos brindaron hospitalidad, amor, nos regalaron su cultura, amistad y la alegría de trabajar juntos por un objetivo común: desarrollar la ciencia de ambos centros y crecer como seres humanos, refirió la estudiante norteña Jullisa Ureña Valeria, quien agradeció a la Universidad de Camagüey y a la isla por permitirle vivir esta experiencia.

Mientras para Gustavo López, profesor del LCNY que impartió conferencias en el Taller de Biotecnología, “estar en este país y compartir en la UC fue como estar en el barrio hispano de Nueva York por la calurosa y excepcional estancia

Jullisa Ureña Valeria
Jullisa Ureña Valeria

que vivimos. Además, también fue muy alto el nivel de los profesores que impartieron conferencias, la solución de problemas complejos y los trabajos en los laboratorios virtuales”.

La futura confección de nuevos artículos científicos de la autoría conjunta entre docentes de las dos universidades, la proyección de crear un curso de estadísticas y diseño de plataformas, la invitación a docentes cubanos para socializar sus investigaciones en el Lehman College, la presentación de estudio de casos difíciles como el del Servicio Postal de los Estados Unidos y el de hoteles cubanos, fueron algunos de los resultados más concretos que en materia de internacionalización brotaron del Encuentro.

Con lágrimas y sonrisas, por concluir un espacio que, al margen de sus profundos intercambios, no generó cabida para las diferencias, el certamen cerró sus cortinas el pasado jueves en el Centro de Gestión Cultural de esta casa de altos estudios, en una clausura donde fueron entregados reconocimientos especiales a los participantes de las dos instituciones y a los organizadores del evento.

Durante cinco jornadas, Cuba, Camagüey y una de sus altas casas de estudio convirtieron en cubanos, los corazones de estadounidenses y de otros alumnos norteamericanos con ascendencia europea, africana, asiática y latina. El Lehman College y la Universidad de Camagüey establecieron así el mejor de los convenios que puede firmar cualquier institución: el de ser amigos para siempre.

Texto y fotos: Alexei Nápoles González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *