Cierra un Congreso que abre nuevos y mejores caminos hacia la informatización

P1430366Luego de dos intensas jornadas de profunda interacción, el Primer Congreso Nacional de Tecnologías Educativas, desde la Unión de Informáticos de Cuba (UIC), mostró que por la informatización en la mayor de las Antillas, los miembros de esta organización trabajarán y soñarán de marea incansable.

El certamen fue catalogado como un evento de excelencia en el que según la presidenta nacional de la UIC, Aylín Febles Estrada, resaltó la pertinencia y la profundidad de los temas, las políticas establecidas, las perspectivas de trabajo y experiencias salidas del diálogo académico, los proyectos socializados y la excelente organización y acogida que mostró la sede gracias a la voluntad política y el apoyo del Partido, Gobierno e instituciones agramontinas.”

“La justa ayudó además a dar los primeros pasos en la creación, desde la ética, lo estético, y el contexto y la historia de la nación caribeña, el concepto cubano de cibersociedad, motivó a utilizar con más eficacia la inteligencia colectiva en la elaboración de políticas públicas con productos más novedosos y funcionales, de allí la idea de realizar este tipo de evento con frecuencia bianual y con diferentes territorios como anfitriones”.Callejón de los Milagros.

La clausura fue espacio propicio para que los profesionales reunidos en el Centro de Convenciones Santa Cecilia reafirmaran su compromiso con la construcción de un socialismo próspero y sostenible y, a la vez, aprobaran una declaración de rechazo al programa de verano ofertado por la ONG World Learning a estudiantes cubanos para formarlos como líderes de opinión que instauren la falsa democracia de los EE.UU en Cuba.

Antes de la clausura los delegados conocieron de la mano del artista Juan Antonio García Borrero García el diseño de un proyecto, liderado por la UIC en Camagüey, que se pondrá en práctica en el Callejón de los Milagros para mediante una wifi local, gratuita y libre, elevar la cultura audiovisual en los camagüeyanos y visitantes nacionales y extranjeros.

Texto y fotos: Alexei Nápoles González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *