De la mano Universidad, ciencia y desarrollo económico

En el último quinquenio, la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz (UC) intensificó esfuerzos para lograr un movimiento científico de impacto nacional e internacional. Como parte del proceso de integración, la Casa de Altos Estudios creó la Dirección de Gestión de la Ciencia, adscrita a la Vicerrectoría de Investigaciones y Postgrado, con el objetivo de viabilizar los proyectos de investigación con impacto en el desarrollo de la economía y la sociedad cubana.

Esta prioridad se concreta a través de 14 líneas científicas, dirigidas por líderes de alta calificación docente y reconocido prestigio nacional e internacional, las cuales centran el trabajo de los programas.

Actualmente se ejecutan 84 proyectos y se intercambia con cinco países: España, Bélgica, Suiza, Brasil y Panamá. En este escenario destacan siete proyectos internacionales de colaboración, cinco con apoyo del Consejo de Universidades Flamencas de Bélgica (VLIR-UOS), uno con la Fundación Europea para el Desarrollo y otro con COSUDE-Suiza.

Además de potenciar la investigación de alto impacto y alcance científico-tecnológico, estos acuerdos de colaboración crean oportunidades de superación a estudiantes y docentes en los diferentes centros de estudio europeos, incrementan la visibilidad de resultados científicos y con ello de los ranking de reconocimiento internacional y permiten invertir en la infraestructura y el soporte material.

En ese sentido, la Universidad agramontina ha recibido más de 700 000 CUC de financiamiento extranjero para la inversión en tecnología y recursos materiales.

El Ministerio de Educación adicionó más de 1 millón 200 000 CUP a este propósito.

TODOS LOS HIERROS AL SECTOR AGROINDUSTRIAL

Según Gerson Herrera, director de Gestión de la Ciencia, la rama agropecuaria se ubica a la vanguardia. “Los camagüeyanos tenemos la responsabilidad de rescatar los altos niveles productivos en la ganadería y la agricultura, y la Universidad ha diseñado una estrategia para lograr tal objetivo”.

Actualmente se realizan importantes investigaciones para aumentar la producción de leche, partiendo del daño que ocasionan diferentes parásitos, por lo que se puso en marcha un laboratorio de Biología Molecular (equipamiento de 25 000 euros) y de Reactivos (10 000 euros); se realizó un estudio epidemiológico de la presencia de Fasciolahepática en vacas lecheras, sin precedentes en Cuba, y el primer análisis epidemiológico coprológico en granjas con técnicas cuantitativas, y se estimó una pérdida del 38 % de la producción de leche en la provincia por la infestación de parásitos. Los resultados de las pesquisas ya se utilizan para revertir la situación.

En el 2017 comenzará un estudio para lograr la producción sostenible de larvas de camarón mediante el aislamiento y desarrollo de cepas con capacidad prebiótica y la evaluación del efecto en el sistema inmune de estas.

Otras dos experiencias iniciarán el próximo año: la instalación de un centro de excelencia para la investigación y producción de bioactivos vegetales, y acercamientos multidisciplinarios para controlar y manejar el marabú.

INFORMÁTICA VA MÁS ALLÁ

MS.c José Carlos Hernández Nieto.
MS.c José Carlos Hernández Nieto.

El sector campesino de Camagüey y toda Cuba pudieran aumentar sus siembras, crías y cosechas y, por ende, conseguir mayor rendimiento en la producción de alimentos, cuando dentro de algunos años emplee una aplicación informática que consistirá en un simulador de videojuego para saber qué plantar, en qué momento, cómo y cuánto.

Dicha innovación constituirá uno de los resultados de la tesis de Doctorado del MS. c. José Carlos Hernández Nieto, profesor del Departamento de Ingeniería Informática en la UC.

“Junto a profesores belgas y cubanos que están en la cúspide del conocimiento de su rama llevamos investigando más de un año en este diseño de simulador, que debe ser predefendido a finales del 2017, para que los trabajadores de la tierra no tengan la necesidad de interactuar con los complejos procesos que representa calibrar un modelo matemático de los cultivos, suelo y clima.

“Y además de la aplicación para los campesinos, también estamos inmersos en la programación de un tutor virtual capaz de guiar el proceso de aprendizaje de los estudiantes en las universidades cubanas manejando sus horarios, asignaturas, evaluaciones y actividades docentes y extraescolares desde sus móviles”, asegura Hernández Nieto.

También las VLIR-UOS realizaron un donativo de parque tecnológico informático por un valor de 33 690 en moneda libremente convertible, dentro de los que se cuentan los servidores de última generación que posee el Nodo REDUC y las antenas de conexión Wi-Fi que se han instalado en el centro. Esto, aparejado a cursos de instrucción en Bélgica para los especialistas que van a manejar el equipamiento.

 SOLO EL COMIENZO

Otros proyectos que ya empezaron a dar frutos con la participación de capital foráneo buscan implementar un sistema de gestión de Información Patrimonial, en colaboración con la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey, y fortalecer las capacidades de gestión de entidades cubanas.

Son apenas los primeros pasos en una carrera que pretende sumar iniciativas en pos de incrementar el potencial científico de la primera Universidad fundada por la Revolución, sin olvidar que estas son solo siete de las casi cien iniciativas que promueve la UC, o como prefiere decir su rector, el Dr. C. Santiago Lajes Choy: “Convertirse en el principal centro de producción intelectual y desarrollo socioeconómico de la provincia, contribuir a la actualización del modelo económico cubano y posicionarse en la estructura científica internacional”.

Por: Felix Anazco Ramos (Adelante Digital) y Alexei Nápoles González

Fotos: Felix Anazco Ramos (Adelante Digital) y Alexei Nápoles González

Un comentario en “De la mano Universidad, ciencia y desarrollo económico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *