El mundo vuelve a rechazar el bloqueo

Con 189 votos a favor, 2 en contra y 0 abstenciones, Cuba vuelve a vencer ante la Asamblea de Naciones Unidas.

A pesar de que Estados Unidos intentó desvirtuar el normal desarrollo del proceso, al presentar ocho enmiendas diferentes al proyecto de resolución que pide el fin del bloqueo, en la sesión de este jueves se ratificó el respaldo a Cuba de la comunidad internacional.

Al intervenir en el plenario, el canciller cubano, Bruno Rodríguez comenzó su discurso expresando condolencias en nombre del gobierno cubano al pueblo y a las autoridades de la ciudad de Pittsburg en Estados Unidos, por los hechos ocurridos en la Sinagoga donde fallecieron 11 personas. Además, pide reciban también condolencias el pueblo y autoridades de Indonesia por el desastre aéreo que provocó la pérdida de 189 personas.

El Ministro de Relaciones Exteriores cubano hace referencia a las historias de varios niños y niñas que sufren de diferentes enfermedades graves y no tienen acceso a las medicinas o los aparatos médicos óptimos para sus tratamientos debido a que el bloqueo no permite a Cuba comprarlos a proveedores estadounidenses.

Seguidamente expone los hechos que demuestran el impacto negativo que ha tenido el bloqueo durante todos estos años a Cuba y su pueblo.

Lugo hace referencia a las enmiendas presentadas por Estados Unidos que pretenden enturbiar el proceso de votación del día de hoy: «Las enmiendas son una artimaña deshonesta», asevera el diplomático.

Igualmente invita al gobierno de Estados Unidos a debatir sobre derechos humanos o desarrollo sostenible y expresa la voluntad por la parte cubana de hacerlo en cualquier momento.

Acusa además al gobierno norteamericano de la realización de crímenes contra la humanidad, y del desarrollo de armas de exterminio masivo.

«Ustedes son los que perfeccionan las armas nucleares, militarizan el ciberespacio y el espacio ultraterrestre», afirma.

También recuerda que con las guerras que el gobierno de EE.UU. ha lanzado en estos años ha causado millones de muertes. Que es un gobierno que ha utilizado las ejecuciones extrajudiciales, el secuestro y la tortura.

Reitera una vez más que EE.UU. mantiene la base de Guantánamo que usurpa ilegalmente y donde mantiene una cárcel fuera de toda legalidad internacional.

«En medio de la opulencia de ese país 40 millones de estadounidenses viven en condiciones de pobreza (…) Más de medio millón de sus ciudadanos duermen en la calle (…) La educación de calidad no está al acceso de las mayorías que su gobierno ni representa ni defiende. El gobierno que usted integra es un gobierno de millonarios que impone políticas salvajes», asevera Rodríguez Parrilla.

El Canciller cubano denuncia además la desigualdad salarial entre mujeres y hombre, así como la discriminación racial y la generalización de las denuncias por acoso sexual en Estados Unidos.

«Hay un patrón racial diferenciado en la población penitenciaria norteamericana, en la ejecución de la pena capital aplicada a menores y discapacitados mentales y la muerte de menores baleados por la policía», afirma.

Reitera además que el gobierno de EE.UU. interviene sin escrúpulos en los procesos internos de la mayoría de los Estados latinoamericanos, trata de derrocar por la fuerza y difama al gobierno legítimo de Venezuela mientras llama a la violencia y al golpe de estado.

Revela que las intenciones del gobierno de EE.UU. son ejercer dominación imperial en América, acto que evoca a la doctrina Monroe y la diplomacia de las cañoneras.

EE.UU. es parte de solo el 30 por ciento de los instrumentos principales de derechos humanos y no reconoce, el derecho a la vida, de los niños y niñas, de la alimentación etc.

Para finalizar el diplomático cubano expresa qué constituye realmente el bloqueo para Cuba:

-El bloqueo continúa siendo el obstáculo principal del plan de desarrollo 2030.

-Constituye una violación de los propósitos y principios de la carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional.

-Vulnera también las reglas internacionales del comercio y la libertad de navegación.

-Se opone al consenso de la comunidad de estados latinoamericanos, caribeños y del mundo, y convoca al justo rechazo de la comunidad internacional.

-Continúa siendo signo definitorio de la relación bilateral entre Estados Unidos y Cuba, a pesar de nuestras intenciones de diálogo basado en el respeto mutuo.

«Las cubanas y cubanos de todas las generaciones guardaremos invariable lealtad al ejemplo de José Martí para proclamar, con igual convicción, antes que cejar en el empeño de ver libre a la Patria. Primero se unirá el mar del sur al mar del norte y nacerá una serpiente de un huevo de águila», culminó Rodríguez Parrilla.

Con información y fotos de Granma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *