En busca de la verdad

En la página web de la organización  *Humans Rights Watch se promueve que en Cuba se violan los derechos humanos. Sus argumentos no escatiman en cifras, datos y hechos que simulan con destreza una “realidad cubana”, que se tergiversa para lograr mensajes contundentes e incriminatorios.

Una de sus muchas denuncias es por la violación del derecho a la libertad de expresión, donde plantean que el gobierno cubano obstaculiza el acceso a los sitios, blogs y redes sociales.

“Solamente una parte de la población cubana tiene posibilidad de leer páginas web y blogs independientes, debido al acceso limitado a Internet”, afirman.

No obstante, su estructura de mentiras es tan incoherente que los propios medios de subversión contra Cuba aseguran lo contrario.

El sitio oficial del Nuevo Herald dedicó un espacio en sus publicaciones a una encuesta realizada en noviembre de 2017 por encargo de la Junta de Gobernadores de Radiodifusión (BBG), entidad que abarca a Radio y Televisión Martí (medios de comunicación creados para difamar sobre la revolución) donde expresan:

“El 25 por ciento de los cubanos accede semanalmente a Internet” y califican el fenómeno como una “revolución digital”. El “68 por ciento de los 1,478 encuestados tienen acceso a un teléfono móvil semanalmente, de los cuales 48 por ciento son teléfonos inteligentes o smartphones”, añaden.

“Más de la mitad de los cubanos que acceden a internet tienen una cuenta en Facebook. Otras redes sociales muy usadas en la isla son YouTube y WhatsApp.”

Ciertamente, la mentira tiene patas cortas y la verdad siempre sale a la luz. Hoy los cubanos disfrutan del acceso a Internet en las zonas WIFI (espacios públicos de conexión inalámbrica) habilitadas por todo el país, que incluyen hasta los municipios.

El acceso público a la navegación se ofrece en salas de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), Joven Club, oficinas de correo, hoteles, aeropuertos, además de poder obtenerla de forma gratuita en instituciones educacionales, de salud y centros laborales de todo tipo.

Por si esto no bastara, Cuba también implementa el servicio Nauta Hogar, que facilita el acceso a Internet a los clientes residenciales. Según informa la Agencia Cubana de Noticias hasta la fecha más de 800 usuarios de ETECSA han solicitado conexión a través del servicio Nauta Hogar.

Si mentir se considerara una violación de los derechos humanos la historia sería diferente ¿no creen?

Por: Lorena Chávez Fernández (estudiante de Periodismo)

*Humans Rights Watch (Observatorio de Derechos Humanos) es una organización no gubernamental con sede en Nueva York y oficinas en todo el mundo, dedicada a la “investigación, defensa y promoción de los derechos humanos”.

Un comentario en “En busca de la verdad

  1. como dice el artìculo, la mentira tiene patas cortas , la verdad es que la Revoluciòn a pesar de las dificultades ha mejorado las comunicaciones por internet en Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *