En la Universidad de Camagüey, Avispero contra el bloqueo

La Federación Estudiantil Universitaria de la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz”, se unió desde el arte y la oratoria este lunes para denunciar los efectos que el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba causa tanto en el sector educacional como en cualquier arista de los cubanos.

“Esta histórica jornada Avispero contra el bloqueo la iniciamos desde bien temprano en nuestra casa de altos estudios con pequeños actos realizados por cada facultad en los que los muchachos dieron sus criterios para reafirmar la vigencia y afectaciones del bloqueo, al margen de las medidas adoptadas por el Presidente Barack Obama”, afirmó Yanet Lezano Araujo al frente de la FEU en la institución.

“Para reforzar el trabajo comunicacional intencionado hacia públicos meta de los Estados Unidos y otros cargados de la ignorancia y estimular una participación más activa y protagónica de la sociedad civil y la juventud cubana, en la denuncia y reclamo de cese, también el movimiento de corresponsales de la FEU y otros estudiantes se encuentran tributando en las redes sociales como divulgadores de una de las más mercenarias patrañas de los EE.UU”.

P1430396De manera muy original, los jóvenes también confeccionaron un gigantesco mural que le ha permitido a cada educando de la UC votar contra el bloqueo con su palma de la mano y así continuar exigiendo su completo e incondicional levantamiento.

Con este asedio económico, con esta violación de los derechos humanos,  Estados Unidos ha querido aislar a Cuba por más de medio siglo, impidiendo viajes, comercio, y sobre todas las cosas limitando oportunidades de intercambio profesional, financiero y espiritual entre pedagogos y estudiantes cubanos y estadounidense.

Texto y fotos: Alexei Nápoles González

2 comentarios en “En la Universidad de Camagüey, Avispero contra el bloqueo

  1. El bloqueo es una fiera que tiene la intensión de dejarnos sin aire para que no respiremos, es una política que no tiene justificación, vasta ya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *