Febrero para amar

Por: Elena Rosales Caballero

Para demostrarte que siempre estás, no necesito un 14 exclusivo, pero sin dudas no soy la excepción de la regla, y febrero no pierde oportunidad de hacerme sentir el color rojo de los días, la calidez de las mañanas y la adrenalina de tu cercanía a mí, de tu cercanía a todos.

La esperanza en las almas es tu mejor regalo, estás a flor de piel en niños, adolescentes, ancianos y en ellos te proyectas como rayo que ilumina la aurora o como luz adjunta de las noches.

En cada rincón del planeta es perceptible tu presencia, te haces notar, todos te disfrutan y nadie escapa a tus encantos, porque aunque el rechazo y el olvido te deseen no pueden alcanzarte, tienes el don de siempre salir ganando.

Eres tú, el amor, quien provoca la sonrisa del mundo, y por ello quiero agradecerte, pedirte que no te vayas nunca porque movilizas las causas más extraordinarias y eres el motivo más lindo del existir.

El amor es imprescindible, con el aprendes el valor de la familia, los amigos, la pareja, los buenos y malos momentos y con tus experiencias me enseñaste a llorar para saber el valorar de la alegría, me demostrarte que todo gira en torno a tu presencia.

En este día quiero que el amor reine una vez más, respirar felicidad y cuando abra los ojos percatarme que la vida va vestida con el traje más radiante del buen sentir, ¡Feliz Día del Amor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *