Glorias del deporte cubano en nuestras aulas

Un equipo de glorias del deporte cubano, oriundas de la provincia agramontina, intercambió este lunes con estudiantes y profesores de la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz”, como parte de las actividades que por el 95 Aniversario de la FEU, realiza la organización joven más antigua de Cuba en esta institución.

Al diálogo con las nuevas generaciones acudieron deportistas retirados que hoy son directivos del INDER o entrenadores, como el luchador de 90 kilogramos Castor Gómez Hernández, el boxeado de los 54 kg Fermín Espinoza, la karateca Denia Betancourt Gamboa, la tenista María del Carmen García Mayedo y el gimnasta Eduardo Cachinero.

Cada uno de estos antiguos atletas abundó en sus principales resultados individuales en la época en la que representaron a la nación caribeña en Juegos Centroamericanos, Panamericanos, Mundiales y Olímpicos, contó sobre los requisitos que debe cumplir la persona para convertirse en un buen deportista y recordó la impronta del Comandante en Jefe Fidel Castro en el desarrollo del movimiento atlético cubano.

Por su parte, Gómez Hernández, primer camagüeyano medallista centroamericano en esa disciplina, con la plata de Jamaica 1962, y Fermín Espinosa, olímpico en Tokio 64 y México 68, comentaron interesantes anécdotas con respecto a lo vivido en la embarcación Cerro Pelado, como miembros de la delegación de la dignidad durante los Juegos Centroamericanos de San Juan, Puerto Rico.

“Recuerdo que esta delegación estuvo muy presionada por la aviación enemiga,  los tiburones, el mal tiempo, las visas negadas, las barbaridades que nos gritaban al competir, pero recuerdo también ese pueblo de Puerto Rico apoyándonos cuando desfilamos, y a Fidel que nos despidió en Cuba y que nos fue a recibir casi en aguas abiertas cuando veníamos de ganar por vez primera una competencia de este tipo , refirió Fermín Espinosa.

Los visitantes no se marcharon del centro sin transmitirles a los jóvenes la importancia que tiene el estudio, la preparación constante y el hecho de convertirse en buenos profesionales para que aporten siempre al desarrollo tanto del deporte como de la sociedad en general.

Texto y fotos: Alexei Nápoles González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *