Más cerca de la Educación a Distancia

El modelo de Educación Superior en Cuba contempla actualmente tres modalidades en sus planes de estudios: los cursos diurnos, cursos por encuentro y cursos a distancia. En la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz” estos últimos se han desarrollado a través de asesorías y tutorías en las carreras de Contabilidad, Derecho y Estudio Sociocultural, con notables líneas de impacto a pesar de evidentes debilidades que imposibilitan mayor calidad.

Con el proceso de perfeccionamiento de los métodos de estudio y programas de las asignaturas, el Plan E, se ha migrado a un esquema de desarrollo en la Educación a Distancia. Respecto a este tema este equipo de reporteros conversó con Alicia Rodríguez Gregorich, Vicerrectora de Formación Profesional en esta casa de altos de estudios.

-¿Cómo se desarrolla la modalidad a distancia en la provincia?

-Hay una demanda del Ministerio de Educación (MINED) para desarrollar este modelo en las carreras pedagógicas teniendo en cuenta que las localidades de Camagüey son muy distantes, que hay un debilitamiento del combustible para el transporte del personal. En estos momentos la única Comisión Nacional de carrera que tiene prácticamente el diseño listo para pasar a esa modalidad es la carrera de Educación Español-Literatura, aunque todavía no está vigente en nuestro centro.

-¿Qué impactos tiene esta modalidad para la Universidad de Camagüey?

-Primero, lograr un mayor número de personas interesadas en cursar estudios superiores y luego, con la guía de un tutor, propiciar el perfeccionamiento del desempeño pedagógico del claustro docente porque tienen que adquirir un grupo de habilidades y competencias sobre el uso de las TICs para trabajar con personas y tutoriales a distancia, preparar pequeños folletos con síntesis de materiales complementarios para la autopreparación; así como gestionar conocimientos que den respuesta a tareas y pruebas.”

“El tercer impacto es que se logra una mayor explotación de los recursos informáticos en temas como la conectividad, zonas Wifi, aplicaciones, servicios que posibilitan que en otras localidades exista posibilidad de conexión a distancia porque el soporte técnico de informática de la universidad está preparado para garantizar esta modalidad. Además los recursos y servicios de infomunicación que existen en los Joven Club de Computación de los municipios, y los recursos informáticos que existen en las escuelas, en cualquier entidad de la Administración Central del Estado son explotados y utilizados en el aprendizaje.”

¿De qué forma se implementa el desarrollo informático en este modelo?

En cuanto a la informatización este modelo tiene otra mirada que todavía no está totalmente instaurada en la Universidad de Camagüey, porque estamos aún en el proceso de capacitación y superación de los claustros para ejercer con eficiencia ese modelo.

¿Cuáles son las debilidades de este modelo educativo?

Contamos con una bajísima matrícula, de solo 181 personas estudiando a distancia en la UC. También es que como claustro con toda esa preparación no tenemos una respuesta positiva de la gestión de los estudiantes, de que se presenten a los exámenes, de que utilicen las TICs para consultar al profesor, o sea no se ha logrado que haya un mejor desempeño estudiantil.

¿Cómo nos fortalece?

Hay un claustro con mayor preparación sobre todo en las carreras de Contabilidad, Derecho y Estudio Sociocultural, que tienen una mayor preparación y más habilidades en el uso de las tecnologías.

Igualmente, se cuenta con un soporte de información documental específica de las carreras, mediante materiales complementarios, folletos, bibliografía digital y artículos científicos, y otros medios para la enseñanza.

Por: Thalía Massó y Annia Cardoza (estudiantes de Periodismo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *