Mujer entregada a oficio y familia

Evelyn durante la presentación de la Cátedra de Género, Familia y Sociedad en UNIVERSIDAD 2018.
Evelyn durante la presentación de la Cátedra de Género, Familia y Sociedad en UNIVERSIDAD 2018.

Durante catorce años la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz” ha sido testigo de la entrega y dedicación de Evelyn Márquez Alvares, Licenciada en Historia en la Universidad de Oriente desde el año 2004, y hoy al frente del Departamento de Marxismo-Leninismo en esta casa de altos estudios.

Evelyn se desempeña en su comunidad como delegada de la circunscripción 21 y presidenta de la Comisión Permanente de Educación, Salud, Cultura, Deporte y Comunales. Toda una gama de tareas realiza en su vecindad con el fin de mantener el bienestar de sus vecinos.

A su vez, la profesora trabaja en otros proyectos dentro de la universidad agramontina como el BASAL: Bases ambientales para la sostenibilidad alimentaria local, en el que se desempeña como coordinadora del Equipo Técnico Municipal de Género para el municipio de Jimaguayú; y colabora en los estudios que sobre brechas de género se realizan en dos cooperativas del municipio de Camagüey.

También incursiona como investigadora en el proyecto “El ideal socialista en el pensamiento estratégico de la Revolución cubana”-adscrito al Programa Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación “Sociedad Cubana. Retos y perspectivas en el proceso de actualización del modelo económico y social”, que coordina el grupo “Cuba: teoría y sociedad” del Instituto de Filosofía.

La principal dificultad de Evelyn a la hora de desenvolverse en la vida laboral ha sido la distancia. Florida es su tierra natal y allí ha creado su propia familia, la que ha ido vinculando a diario con las tareas que realiza, tanto en la comunidad como en la universidad, para compartir juntos el mayor tiempo posible.

Para la joven profesora, la relación casa-trabajo ha sido un tanto complicada pero no imposible. Gracias al apoyo de sus familiares y adecuada planificación de sus funciones laborales, Evelyn vincula las tareas del hogar con las del trabajo; así, logra cumplir los sueños y metas que le imponen a diario su oficio y familia.

Por: Marianne Portuondo Méndez (estudiante de Periodismo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *