Para los patriotas verdaderos solo es válido el SÍ en el Referendo

Por: Jorge Veranes Salina

En estas líneas tan solo quiero adelantar algunas ideas de lo que significa para mí el Sí, el próximo 24 de febrero. Ser martiano implica, además de profesar un consecuente patriotismo, tener una vocación universal y un sentido de la utilidad de la ética, la virtud y la justicia, en el sentido más amplio de esos términos. Martí bebió de todas las culturas e ideas y todo lo útil lo incorporó al tronco de la nacionalidad en proceso de formación. Así hemos de actuar hoy, recoger todo lo válido, venga de donde venga, insertándolo con coherencia y racionalidad a lo más auténtico del fundamento cubano.

El socialismo que construimos recoge, en simbiosis dialéctica, lo más avanzado del pensamiento cubano y universal de todas las épocas y de diversa procedencia. Actuar de otra manera sería contraproducente y contrario al enfoque martiano que nos previene de evitar comportarnos como aldeanos vanidosos.

Ser práctico y socialista en Cuba es trabajar por dignificar a cubanos y cubanas y, de manera particular, a los más pobres y humildes, con los que Martí quiso compartir su suerte. Varela nos enseñó el camino que conduce al patriotismo con cabeza propia, ética y virtud. Martí como Marx, Engels y Lenin trabajaron para emancipar al género humano. A los preteridos de la historia. Eso es lo que explica que en el socialismo que queremos construir se armonicen lo mejor de los ideales de esos gigantes del pensamiento y la acción. Fidel fue el punto culminante de esa integración de valores universales y con su ejemplo nos enseñó que una revolución en su afán de alcanzar el bienestar material y espiritual de los desposeídos no debe detenerse jamás, so pena de perecer por inanición, inmovilismo y anquilosamiento.

En ese batallar el Comandante en Jefe fundió magistralmente lo más avanzado del pensamiento universal y nacional, que sintetizó en su novedoso enfoque sobre el socialismo. Ese es el ideario que nos sustenta. El 24 de febrero no vamos a votar por ideas peregrinas o intereses particulares, sino por el socialismo cubano, cuyo contenido ha ido conformando nuestro pueblo en épica contienda, contra enemigos externos y acólitos internos. Este socialismo no vino del extranjero, sino que hinca sus raíces en la herencia, el patriotismo y la universalidad que nos legaron Varela, Martí, Maceo, Gómez, y tantos otros que, con pensamiento preclaro y ejemplar ejecutoria, nos ganaron de pie la patria independiente, soberana y digna que gozamos hoy.

Esta herencia en el siglo XX encontró dimensión mayor al confluir con las mejores tradiciones del pensamiento de avanzada de la modernidad, representadas por Marx, Engels y Lenin. Fidel, sin esquematismos, con mucha creatividad y un afán de justicia que no conoció fronteras, reafirmó en sus palabras y su acción la definición martiana de que Patria es humanidad.

El 24 votaremos sí por el socialismo, por la dignidad, por el decoro, por la igualdad y la no discriminación. Y también votaremos por el no regreso del capitalismo a la nación y para que no volvamos a asistir jamás al espectáculo oprobioso al que asistió el poeta Bonifacio Byrne viendo flotar dos banderas donde bastaba con una, la cubana. La del triángulo rojo y la estrella solitaria. El pabellón que no ha sido jamás mercenario. #YoVotoSí, #SomosCuba

 

Un comentario en “Para los patriotas verdaderos solo es válido el SÍ en el Referendo

  1. El artículo de Veranes publicado con el título “Para los patriotas verdaderos solo es válido el SÍ en el Referendo” es muy atinado y útil. En el plano personal me da elementos conceptuales que reafirman mi compromiso con la patria para dar el voto por el sí. Lo considero útil porque me sirvió para preparar el vespertino que efectuamos los trabajadores de Rectoría cada mes, en lunes alternos.

Responder a Ángelito Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *