¡Pide la palabra!

Un silencio prolongado termina tras la primera voz que rompe el hielo, luego otro y otro… después la avalancha de ideas, que no se quede nada, mejor ir por puntos, claro, levantar la mano que no se escucha lo que dice si hablan a la vez, seguro puede repetirlo, pobre secretaria de actas, pero esto es ambiente de Congreso, así se siente la FEU.

Momentos como ese vive por estos días cada brigada de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz, inmersa en el 9no Congreso de la organización desde su base, donde casi culmina la primera etapa con más de cien grupos reunidos para un total de 137, según declara Mariano Castillo, Secretario del Comité de la UJC.

Como partícipe en varios de los debates, Castillo califica al proceso de satisfactorio, pues “surgieron propuestas originales e interesantes con un análisis profundo sobre el funcionamiento de la FEU y la UJC, consideraciones referentes al índice académico y el nuevo plan de estudio, sobre la distribución de la prensa y la divulgación de la información, el estado de las instalaciones y otros aspectos para mejorar la calidad de la docencia.”

Destaca además, la importancia de este espacio para los jóvenes por el contexto que atraviesa el país en el año donde la dirección histórica entrega su mandato a las nuevas generaciones, lo cual conlleva un compromiso mayor como continuadores de la sociedad socialista y defensores de las conquistas y principios de la Revolución Cubana.

Juan Pablo García, Vicepresidente de la FEU, coincide con que el comienzo del Congreso fue fructífero y resalta en los estudiantes la preocupación por su ubicación laboral y el servicio social, el acceso a Internet, el trabajo orgánico y político ideológico de las organizaciones que los representan y por su formación profesional desde asignaturas como el inglés.

Informa también que la UC cuenta con 11 delegados al Congreso con sede en La Habana, dos que son miembros no permanentes del Consejo Nacional de la FEU, cuatro delgados directos y cinco que saldrán por las elecciones desde las brigadas y luego se escogerán en el encuentro a nivel de facultad.

El primer delegado directo y único por ahora es Marcos Isnel Rodríguez, estudiante de 4to año de Ingeniería Mecánica, quien se enorgullece de representar a su universidad con la disposición de reafirmar el deseo de la juventud de ser como Mella, transmitir los intereses de sus compañeros y seguir las ideas martianas y fidelistas para el cambio constructivo y revolucionario.  

“El centro también tendrá otro delegado directo que saldrá del Conjunto Artístico Maraguán, los otros dos se seleccionarán luego, de la Facultad de Construcciones y de Cultura Física, respectivamente”, adelantó Juan Pablo.

Así mismo, comunicó que el congreso de residencia estudiantil se efectuará en las tres sedes el próximo 24 de abril, con la participación del Rector y el Consejo de Dirección de la UC.

Los oídos están atentos, es ahora el tiempo idóneo para las inquietudes y las iniciativas, no lo pienses más y ¡pide la palabra!

Por: Lorena Chávez Fernández (estudiante de Periodismo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *