Universidad de Camagüey tras las huellas de la recuperación

Mantenerse informados sobre el recorrido de un huracán, sus características, las consecuencias que pueda ocasionar y las medidas para prevenir pérdidas humanas y materiales es una acción necesaria, pero también es fundamental conocer que hizo y hace el Estado cubano y la población para recuperarse de los embates, ante los comentarios sin argumentos que nacen con la teoría del rumor, en el barrio,  las redes sociales o medios de prensa extranjeros.

En ese sentido, directivos de la Vivienda, el Comercio, el Banco Popular de Ahorro y Salud Pública, ofrecieron este martes, a cuadros y estudiantes de la Universidad de Camagüey, informaciones ampliadas y actualizadas sobre las afectaciones ocasionadas por Irma y el trabajo que cada una de esas áreas desarrolla dentro del proceso de recuperación que vive el territorio.

En el intercambio, Idania Guerra, subdirectora general de Vivienda, abundó en los daños al fondo habitacional, los procedimientos a seguir para la entrega de los materiales de construcción, el funcionamiento de las oficinas de trámite, la importancia de una correcta elaboración de la ficha técnica, los 224 hogares que ya han sido reparados y las construcciones de casas de madera como solución temporal.

“Hasta hoy se han solucionado solo 224 afectaciones, una cifra por debajo de lo que realmente necesitamos. “Los procedimientos para lograr la tramitación hasta el punto de venta son trabajosos más cuando es la primera vez que se implementa el mecanismo y además hay personas que  han transitado por las oficinas de trámite, poseen toda la documentación y no han acudido a comprar los recursos asignados”, agregó la fuente.

Por su parte, Dulcelina Jiménez, especialista del Banco Popular de Ahorro, explicó las diferencias entre las formas de pago que pueden utilizar los damnificados para adquirir los recursos a través del efectivo, los créditos, las bonificaciones y los subsidios, que incluyen la mano de obra y la transportación de los materiales a utilizar.

En cuanto a los puntos de venta, Marcia Basan, Directora adjunta del Grupo Empresarial de Comercio, resaltó la apertura de 50 nuevos espacios temporales para la compra de los recursos y afirmó que la provincia posee todos los materiales que se colocaron en las fichas técnicas de los damnificados y que si alguien necesitaba cambiar su forma de pago por una mala planificación podía dirigirse nuevamente a la oficina de trámites.

Excelentes noticias llegaron al final de este provechoso diálogo cuando se conoció que en ninguno de los centros de evacuación ocurrió algún brote de infecciones respiratorias, intestinales o de transmisión de vectores, gracias a las medidas que en cada uno de estos sitios evitar el nacimiento de epidemias peligrosas.

Finalmente, fue elogiado también el trabajo de los médicos en su misión de preservar y salvar vidas humanas durante el paso destructor de Irma y especialmente la actitud de muchos galenos recién graduados, quienes ante las adversidades climatológicas y la lejanía de sus hogares, permanecieron brindando servicios en comunidades bien afectadas por la catástrofe.

Texto y fotos: Alexei Nápoles González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *