Universidad de Camagüey reabre colegio para la formación de futuros maestros

En su trabajo constante por aportar a la formación de nuevos maestros para el territorio, la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz” abrió nuevamente las puertas de su colegio universitario para recibir este lunes a un total de 48 estudiantes de duodécimo grado que llegan desde diferentes preuniversitarios del municipio con sus carreras pedagógicas pre-otorgadas.

Durante el acto de apertura se explicó que estos jóvenes provenientes también de la Unidad 3 del Instituto Vocacional de Ciencias Exactas de Camagüey, culminarán sus estudios preuniversitarios en esta casa de altos estudios y como único requisito para ingresar el próximo curso a la Educación Superior será aprobar los exámenes finales, es decir no realizarán pruebas de ingreso.

Según María Isabel Salgado, metodóloga de la Vicerrectoría de Formación en esta universidad camagüeyana, por el momento, este grupo de alumnos, que pudiera aumentar su matrícula en los próximos días, inicia en especialidades como la Licenciatura en Biología, Química, Geografía, Inglés, informática, Matemática y Física.

“Además, luego de que en el mes de marzo se les otorgue la carrera entonces tendrán un período de familiarización vinculado al trabajo en los departamentos y áreas pertenecientes a la Facultad de Ciencias Pedagógicas”, agregó la especialista.

En el encuentro también se presentó el grupo de profesores que integrarán el claustro de este colegio universitario y explicó que dentro del horario de clases los estudiantes recibirán algunos turnos dedicados a fortalecer la orientación y formación vocacional.

Por último, la Vicerrectora de Formación Profesional en la UC, la Dr. C. Alicia Rodríguez Gregorich les dio la bienvenida a estos futuros profesores y los felicitó por querer formarse para una profesión que tanto necesita la Revolución, la sociedad cubana y específicamente el territorio agramontino que presenta un déficit importante de docentes en las enseñanzas Secundaria y Primaria.

Texto y foto: Alexei Nápoles González

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *