Universitarios concluyen misión de impacto en la recuperación

Del 12 al 28 de octubre del curso 2017-2018 será un período muy recordado en la historia de la Universidad de Camagüey. Durante esos días una brigada de estudiantes y trabajadores de la institución apoyaron incansablemente a los vecinos del Consejo Popular La Gloria-Puerto Piloto, en las labores de recuperación tras el paso de Irma.

Después de quince largas jornadas de trabajo en Puerto Piloto y La Gloria, este sábado se desarrolló una actividad final en la que últimos integrantes de la brigada recibieron el justo reconocimiento del Consejo de Dirección de la alta casa agramontina y de las autoridades de estos territorios.

“La comitiva tocó la puerta de 276 viviendas para diagnosticar averías en las casas, ayudar a las personas más necesitadas, informarlos, levantar la tienda de víveres y reparar el área metodológica de la escuela; y este encuentro significa la felicitación a estos jóvenes y a los que ocuparon sus puestos con antelación”, apuntó Hilario Amado Llanes, Decano de la Facultad de Ciencias Sociales.

No obstante, otro gran aplauso, otro gran regocijo para este destacamento, brotó del agradecimiento constante de los vecinos, porque el alma solidaria y entusiasta de la comunidad universitaria devolvió el ánimo y la esperanza a los pobladores de ambas zonas.

“Agradecemos a la institución y a los muchachos que dejaron a un lado sus actividades docentes para realizar, entre otras muchas labores, un excelente levantamiento de las viviendas afectadas, caracterización que ha permitido una mejor distribución de los materiales y las donaciones, declaró Alexander Plascencia”, presidente del Consejo Popular La Gloria-Puerto Piloto.

Fuertes, disciplinados, patriotas, como los hijos de El Mayor y de la primera Universidad creada por la Revolución, los universitarios camagüeyanos se llevan a Puerto Piloto y La Gloria en su corazón y ratifican tras el deber cumplido, la fortaleza que representan las nuevas generaciones para la continuidad del socialismo cubano.

 

Texto y fotos: Alexei Nápoles González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *