Voluntades

El Ché no decía ve, decía vamos. Y es que precisamente entre su legado destaca el trabajo voluntario, la suma de esfuerzos para obtener un buen resultado. Hasta nuestros días trascienden las ganas de hacer con el empeño de muchos.

La FEU está más allá del salón de reuniones, está donde es útil, donde su labor deja frutos concretos, está en la identificación de los problemas, pero también en la primera trinchera a la hora de solucionarlos. Así son y actúan nuestros delegados.

Entre los planteamientos realizados en los distintos niveles destacaron el cuidado y preservación del entorno universitario y para dar cumplimiento a esa arista en la tarde de ayer los participantes en el IX Congreso de la FEU en la UC, se dieron cita en las plazas de cada una de las sedes para realizar labores de embellecimiento en las mismas.

No podemos quedarnos sentados esperando que otros resuelvan lo que está en nuestras manos realizar. Por eso, nuestros delegados pusieron manos a la obra en el mantenimiento a su Alma Máter, armados de escobas, recogedores y muchas ganas de hacer, colmaron los sitios de interés histórico de nuestro campus.

Ahora queda la satisfacción de ver un entorno más saludable y acogedor, e hinchados de orgullo podremos decir: “por ahí pasamos los que vivimos la FEU y su Noveno Congreso”.

Por: Haniel Valdés Velázquez (estudiante de Periodismo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *