Apóstol inmarcesible

Cuando parec√≠a el olvido due√Īo de tu nombre, de tu obra, cuando so√Īaban los esbirros manchar tu figura y parec√≠as haber muerto en el a√Īo de tu centenario,¬† los cubanos manifestaron la val√≠a de tus ideales, de tu r√ļbrica en la historia.

A pocas horas de celebrar el Aniversario 167 del natalicio del m√°s universal ¬†de los cubanos, Mart√≠ vibra en cada antorcha, en cada joven de las marchas y cabe plantearse entonces, ¬Ņpensar√° la comunidad anticubana que dedicar miles de d√≥lares a la subversi√≥n dentro de la isla, podr√° derrocar 62 a√Īos de luchas y resistencia?

Las acciones desarrolladas hacia los bustos de Mart√≠ en este mes de enero no son ni siquiera calificables como burdas o contrarrevolucionarias, son el acto de irrespeto m√°s indignante que en los √ļltimos tiempos haya elaborado el sector m√°s reaccionario de la oposici√≥n.

Los culpables fueron detenidos y responder√°n ante la ley, ¬Ņpero, me pregunto, cu√°l ser√° la condena que necesitan realmente? En un trabajo televisivo donde explicaban los hechos alud√≠an al injusto fusilamiento de los 8 estudiantes de medicina, si j√≥venes inocentes fueron asesinados por el cuerpo de voluntarios, ¬Ņqu√© merecen aquellos que pintan con sangre animal la identidad, cultura y la Revoluci√≥n de un pa√≠s?

Si los 5 h√©roes cargaban, incluso, con varias cadenas perpetuas por supuesto espionaje, ¬Ņqu√© medidas tomar√≠a el Gobiernos de los Estados Unidos si Cuba pagase para manchar algunos monumentos de los padres fundadores de la naci√≥n norte√Īa? Resulta indescifrable tan solo pensar. Por el contrario, Cuba respeta estrictamente la soberan√≠a e historia de cada pa√≠s, algo totalmente desconocido para muchos norteamericanos.¬†

Seg√ļn la ACN (Agencia Cubana de Noticias), la C√°mara de Representantes de los Estados Unidos dentro del presupuesto para este a√Īo 2020 inclu√≠a un paquete de gastos, del cual 20 millones de d√≥lares ser√°n destinados a la “promoci√≥n de la democracia en Cuba”,¬† esto adjunto con la aprobaci√≥n del T√≠tulo III de la Ley Helms-Burton, las demandas judiciales en cortes de EE.UU. contra empresas nacionales y compa√Ī√≠as extranjeras resididas en la Isla, las continuas limitaciones en la pol√≠tica de viajes de sus ciudadanos, prohibici√≥n a cruceros, aeronaves y otras embarcaciones, de conjunto con el pago a delincuentes para desestabilizar el orden interno, no son m√°s que otros ¬†fracasados prop√≥sitos para desacreditar la gesti√≥n del Gobierno cubano.

La justicia sabrá colocar a cada quién en el sitio que le corresponde, cuando la obra no es digna los pasos son más cortos de lo imaginable,  y aunque molesta ver la ingratitud de personas desarraigadas, demostraremos un vez más este 28 de enero que el lugar de Martí no será matizado con nada ni por nadie.   

Por: Elena Rosales Caballero (Estudiante de Periodismo)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 7 =