Los juristas cubanos: salvaguardas de la legalidad

Los juristas cubanos: salvaguardas de la legalidad

8 junio, 2021 Noticias 0

Para evocar la fecha en que, hace más de una centuria, el héroe epónimo de Camagüey defendió su tesis de grado y obtuvo, con honores, el título de Licenciado en Derecho, cada 8 de junio los cubanos celebramos con orgullo y regocijo el día del jurista.

Desde entonces, esta jornada y la figura de Ignacio Agramonte y Loynaz, han devenido símbolo de los juristas, que cada día se forman, preparan e integran a los cambios económicos que acontecen en el país.

Los juristas cubanos están presentes en cada esfera de la sociedad y en el quehacer diario de las personas naturales y jurídicas, por lo que los asiste la responsabilidad de educar y enseñar al pueblo y a los trabajadores en el cumplimiento y accionar bajo la legalidad, los deberes y derechos ciudadanos.

Inspirados en el ejemplo de El Mayor, combaten el delito, la corrupción, las manifestaciones delictivas que atenten contra la economía y el patrimonio estatal, porque desde los tribunales, la fiscalía, bufetes o notarías, representan escudo en la defensa de nuestra legalidad socialista.

Su Código de Ética  sostiene como uno de sus puntos más importantes el sentido de justicia y racionalidad en el ejercicio de la acción penal pública y defiende, además, el control de la legalidad con objetividad y calidad en cada investigación, máxima vital en los momentos de reordenamiento emprendidos en nuestra nación.

Asimismo desempeñan un rol esencial en los actuales momentos de implementación de nuestra Constitución, caracterizada por sus elevados principios de igualdad y justicia social; así como en la preparación jurídica de la población.

Hoy, la Unión de Juristas en Camagüey, despliega una intensa labor de superación profesional y política e ideológica en sus afiliados: abogados, jueces, fiscales,  notarios, registradores, juristas militares de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior, profesores de la carrera de Derecho, asesores y consultores jurídicos.

En ese sentido, cabe resaltar el quehacer de la carrera de Derecho de nuestra casa de altos estudios, la cual actualmente cuenta con  una matrícula de 233 alumnos en el Curso Regular Diurno y 310 en la modalidad de Curso por Encuentro.

Esa especialidad, creada en el primer lustro de la década de los años 80, prevé la graduación en este calendario docente de más de cien pupilos entre educandos nacionales y extranjeros, siendo la carrera de la Facultad de Ciencias Sociales que mayor cantidad de estudiantes extranjeros aporta.

Sin embargo, múltiples son los retos de la carrera de Derecho en la Universidad agramontina, vísperas al proceso de acreditación a efectuarse en octubre venidero, entre los cuales sobresalen continuar formando profesionales competentes, con total apego a la ética y compromiso con la Revolución, salvaguardas de  la legislación jurídica cubana.

Por: Indira López Karell

Compartir publicación:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

six − 1 =

Traducir »