Movilidad Estudiantil, las experiencias que la COVID no anula

Movilidad Estudiantil, las experiencias que la COVID no anula

2 abril, 2020 Noticias 1

El año pasado en esta misma fecha no soñábamos con llegar a México, ni montar en avión, ni conocer Jalisco (la tierra de las tradicionales tortas ahogadas y del mariachi), tampoco pensábamos en la oportunidad de cursar todo un semestre en el extranjero.

Tres meses atrás el viaje era inminente, quién podría imaginar que, tras los deseos cumplidos de iniciar la movilidad estudiantil, un virus perturbaría la estancia en el país.

Hoy se cumple exactamente un mes, desde el día en que 4 estudiantes de la Universidad de Camagüey pisamos tierra firme en el aeropuerto Miguel Hidalgo de Guadalajara, México; hoy se cumplen también 16 días desde el inicio de nuestra cuarentena.

La preocupación es inevitable, el mundo está sufriendo los golpes de una enfermedad que ya ha cobrado la vida de más de 50 000 personas, y su avance parece no detenerse. En medio de estas condiciones, de las noticias desalentadoras en los medios de comunicación y del transcurso lento de los días es difícil estar lejos de tu país y de tu familia.

Pero, así como la enfermedad apareció y continúa revolucionando a muchos países (en México ya hay más de 1370 casos positivos), así hemos tenido que crecer nosotros, rápidamente y cada vez más. Con el apoyo de la institución mexicana Enrique Díaz de León, de la Embajada de Cuba en México y de nuestra universidad hemos permanecido seguros y sanos.

Cuando en el país se anunció el inicio de la Jornada de Sana Distancia, las clases continuaron por la modalidad en línea, por lo que nos mantenemos al día con los contenidos del semestre, a pesar de estar aislados.

La añoranza de nuestra tierra también nos ha dado fuerzas, sabemos que pronto podremos saldar las deudas de abrazos, mientras, intentamos que los días parezcan más cortos, acompañados de la comida cubana que tanto extrañamos, de las voces de ánimo y videos de la familia, de la agradable amistad de nuestros compañeros de aula en México y Cuba, de sus mensajes de aliento.

Cuando la calma regrese y el Covid-19 sea solo un amargo recuerdo, podremos afirmar, sin dudas, que esta movilidad estudiantil fue una gran experiencia, diferente del sueño que teníamos el dos de marzo al aterrizar en Guadalajara, pero cargada de aprendizaje y de responsabilidad, una oportunidad para crecer profesional y personalmente, para enfrentar las adversidades del futuro con más valentía y buenas decisiones.

Por: Yilenis Pérez Sanabia (estudiante de Periodismo)

Compartir publicación:

One Response

  1. Milady Macareño Pèrez dice:

    Excelente artìculo yilenis,Muchas Felicidades a nuestra periodista.

    Los estudiantes Legna, Yilenis, Abdiel y Frank, seleccionados a cursar un semestre en la Movilidad Enrique Dìaz de Leòn, han sabido crecerse, les ha tocado ser independientes y tener muchas experiencias por primera vez pero han sabido ir adelante, sigan como hasta cuìdàndose, estudiando y seguiràn contando con el apoyo nuestro, embajada y autoridades mexicanas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − six =

Traducir »