Mujeres rurales, una muestra del trabajo con calidad y eficiencia

Mujeres rurales, una muestra del trabajo con calidad y eficiencia

15 octubre, 2020 Noticias 0

A lo largo de los años las mujeres han tenido una posición inferior a los hombres en relación con la propiedad de las tierras agrícolas y el acceso a los ingresos que estas generan.

En Cuba desde una perspectiva de género puede afirmarse que las leyes nacionales se han proyectado hacia el reconocimiento de las diferentes necesidades, aun así, existe una promoción limitada de fuentes de empleo para ellas en la agricultura.

Según revela la investigación realizada por la Cátedra de Género, Familia y Sociedad de la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz” se puede afirmar que las responsabilidades de las mujeres como resultado de las conquistas alcanzadas por la sociedad cubana es elevada.

Sin embargo, una encuesta realizada para dicha investigación manifiesta estereotipos en cuanto a la participación de las mujeres en las diferentes actividades productivas: el 18,1% de los hombres afirma que las mujeres no tienen fuerza para trabajar en la agricultura, el otro 52% manifiesta que resta feminidad trabajar en áreas productivas, mientras el 11.4% de mujeres plantea que el sexo no importa para ejercer el trabajo con calidad y eficiencia.

Estas cifras demuestran la necesidad de cambios existentes aun en los factores culturales de forma que se comparta entre hombres y mujeres el cuidado de la familia; así como las funciones laborales.

Las mujeres rurales desempeñan una función fundamental en las actividades agrícolas y en el propósito de aumentar la seguridad alimentaria y nutricional en calidad de agricultoras, productoras, trabajadoras y empresarias.

Cerrar la brecha de género en la agricultura requiere de gran esfuerzo, pero tampoco resulta imposible, mas cuando se pudiera aprovechar las normas culturales existentes para la aplicación de políticas, estrategias y proyectos cuidadosamente diseñados a través de los sectores públicos y privados de forma que se beneficie tanto a los hombres como a las mujeres.

Por: Marianne Portuondo Méndez

Compartir publicación:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seven + fifteen =

Traducir »