Un David en Zona Roja

Un David en Zona Roja

10 abril, 2021 Noticias 2

David Ignacio Pupo Flores, estudiante de Licenciatura en Turismo en la Universidad de Camagüey (UC) no guarda muchas fotos vestido de verde pero sí recuerda con orgullo todas esas nuevas experiencias que como hijo universitario de la Revolución Cubana, lo hicieron crecer personalmente durante su labor como voluntario, en unos de los centros de aislamiento que alberga dicha institución.  

En entrevista vía online, este joven, quien fue un David que enfrentó cara a cara a la peligrosa Covid-19, confesó que cumplir con esta misión lo hizo sentirse aportando su granito de arena y siendo útil en medio de una situación epidemiológica muy complicada para la sociedad camagüeyana y cubana, en general.

“Lo que experimenté durante mis días en la Zona Roja fue verdaderamente positivo, gracias al equipo de profesores y estudiantes con el cual conviví y trabajé y sobre todo el hecho muy gratificante de recibir constantemente el agradecimiento de los pacientes a los cuales tuvimos que atender por varios días”, explicó además Pupo Flores.

-¿Qué funciones realizaste en este centro de aislamiento?

-En cada jornada, los voluntarios repartíamos el desayuno, las meriendas, el almuerzo y la comida. La hora de comienzo de nuestras labores era a las 7:00 de la mañana y terminábamos después de las 6:30 de la noche. Pero había días que teníamos otras tareas extras como limpiar los dormitorios de los aislados que a quienes se les otorgaba el alta y recibir a los nuevos ingresos que arribaban a la instalación.

-¿Cómo valoras el rol de estos valientes que con sus manos y alma multiplican vidas?

-Pienso que los jóvenes que dan su paso al frente para combatir el Nuevo Coronavirus en la Zona Roja son seres humanos con un alto nivel de compromiso ante el Estado Cubano, ante el pueblo, ya que dejamos nuestros hogares, familias, y ponemos a un lado los riesgos para ayudar a salvar las del resto encomendada.

Es esta la primera lección y examen de la vida que enfrenta en la enseñanza superior David Ignacio Pupo Flores, futuro profesional del sector turístico en Cuba; y lo pasó con altas calificaciones por la entrega, la valentía, la solidaridad, el humanismo y el compromiso de estar donde la Revolución Cubana necesita de sus hijos del Alma Máter.

En unos pocos años este joven trabajará u ocupará cargos administrativos en alguna instalación turística de la mayor de las Antillas. David será un profesional competente y comprometido con la Revolución, bien formado integralmente en la Universidad de Camagüey y en su desempeño profesional recordará, sin dudas, cada experiencia hermosa de lo que significa trabajar para el bienestar y la salud de los demás.

Por: Alexei Nápoles González

Fotos: Cortesía del entrevistado

Compartir publicación:

2 Responses

  1. Hanier dice:

    Hola Buenas, es encomiable la labor que hacen los estudiantes universitarios como voluntarios en zona roja. He decir que soy estudiante de la UCI en la Habana, que ha formado parte mas de una vez en la zona roja como voluntario. Ahora mismo estoy en Camagüey con mi pareja que aunque no pertenece a la Federación Estudiantil Universitaria ha aportado también su granito de arena en un Centro Hospitalario, quisiera saber que posibilidades hay de que al brindarnos como voluntario en esta institución, nos acepten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × four =

Traducir »