Un diálogo para resaltar y defender la diversidad cultural


Con la conferencia magistral impartida por la Dra. C. Matilde Varela Aristigueta, profesora de la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz”, y con la invitación a un nuevo encuentro el próximo año, concluyó este martes la VIII Jornada de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo.

Bajo el tema “Martí y Santander, a 140 años del encuentro”, la profesora se refirió a pasajes poco conocidos de la vida del Apóstol, como su estancia en Santander, ciudad española, capital de la comunidad autónoma de Cantabria, a donde fue enviado en octubre de 1879, durante su segundo destierro.

El Centro de Convenciones Santa Cecilia fue sede de los intercambios y reflexiones en torno a la pluralidad de raíces y matices que a lo largo de la historia se han imbricado y conformado la cultura cubana, como parte del evento teórico, dedicado en esta ocasión a

Profesores y estudiantes de la UC, representantes de grupos portadores, investigadores de Camagüey, Sancti Spíritus, Holguín y La Habana presentaron alrededor de 15 estudios en torno el rescate y salvaguarda de la cultura local, nacional y universal, refereidos específicamente a las celebraciones populares, la Fiesta Patronal San José de Arroyo Blanco; el rol de la música en las festividades; la huella de España en la danza camagüeyana, entre otros temas.

En el marco del evento, y como cada año desde su creación en el 2011, se otorgó el reconocimiento Especial Patrimonio Vivo que distingue el aporte realizado por personas, familias, instituciones o grupos el rescate de los valores, expresiones o prácticas transmitidas de gfeneración en generación. Esta vez los aplausos fueron para la Coral Ijujú, tanto por el reconocimito como para alabar su actuación en la segunda jornada del encuentro.

Ijujú, que toma su nombre del grito que realiza el montañés al finalizar su jornada, surgió el 12 de febrero de 2008, y desde entonces se ha dedicado a defender la música cántabra y sus tradiciones, reconocida como integrante de número de la Asociación de Coros de Cantabria, la única que ostenta esa condición fuera de España.

El grupo, integrado por aficionados, que ha sido asesorado por prestigiosos músicos españoles como el rabelista Chema Puente cuenta en su repertorio con montañesas, expresión de la melodía tradicional cántabra y habaneras.

En el encuentro, y a través de la conferencia enviada especialmente por la directora de la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la UNESCO, Katherin Muller Marin, se abogó por el respeto y el reconocimiento recíproco de la diversidad cultural, étnica, linguística y religiosa, de los valores que nos unen y singularizan y del diálogo intercultural como herramienta para la coexistencia pacífica, universal y humanista, cuando celebramos este 21 de mayo el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo.

Por: Adary Rodríguez Pérez

Foto: Tomada de Adelante



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *