Sin colgar el silbato

El joven MSc. Iosmel Álvarez Benítez, profesor del Departamento de Educación Física de la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz”, es uno de los dos únicos camagüeyanos que ha tenido la posibilidad de ser árbitro en una parada del Circuito de la Confederación Norte Centroamérica y del Caribe (NORCECA) de Voleibol de Playa.

Iosmel había sonado su silbato solamente como juez de mesa en el 2014 en Varadero y hace unas semanas lo hizo desde las líneas durante la cuarta fase del evento efectuada en ese bello Polo Turístico de Cuba. Allí marcó saques, remates y bloqueos por fueras en más de 15 partidos como premio a su intensa y destacada participación en diferentes eventos de la especialidad.

“Después de asistir al primer NORCECA cumplí, desde diciembre del 2014 hasta marzo del 2017 y junto a otros profesores de la UC, con la misión Barrio Adentro Deportivo en la Hermana República Bolivariana de Venezuela, en la que estuve de responsable de todos los eventos del deporte de la malla alta desarrollados en el Municipio Independencia de Estado de Miranda.

-Regresaste de tu colaboración internacional en la que obtuviste el premio al Mejor Árbitro de los Juegos Escolares Nacionales, y seguiste sin colgar el silbato.      

Sí, esta es una labor que requiere de estudio teórico y también de mucha práctica, por eso hay que aprovechar cada invitación que te hacen. Impartí justicia entonces en la XIII Universiada Nacional con sede en el territorio agramontino, la Copa Cuba celebrada en Nuevitas, los Juegos Nacionales Juveniles en Ciego de Ávila y la Olimpiada de Trabajadores de la Universidad de Camagüey.

Creo que esa constancia y mi experiencia anterior hicieron que fuera seleccionado para el NORCECA 2017, por lo que agradezco, primero a la Comisión Nacional de Arbitraje de este deporte por tener en cuenta mi hoja de servicios, y segundo el apoyo brindado siempre por la dirección de la institución docente a la que pertenezco.

¿Se escuchará tu silbato en próximos torneos?

Pretendo asistir del primero al ocho de agosto al campeonato “El Rey de la Playa” en La Habana, un evento nacional que en el Verano organiza tradicionalmente la capital para jugadores aficionados e igualmente espero ser llamado para la segunda parada que tendrá el NORCECA en nuestro país en el mes de noviembre.

Para bien, la calidad y nivel de organización con la que la Federación de esta disciplina en nuestro pa{is ha logrado organizar las justas de Varadero, ha permitido devolverle la buena salud al voleibol de playa en Cuba en cuanto al desarrollo de varias duplas con alto nivel internacional y contribuido además a la formación de jóvenes y talentosos árbitros como el agramontino Iosmel Álvarez.

Por: Alexei Nápoles González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *