De Maraguán y de Camagüey

IMG_1558Por: Osleydis Pérez Ferriel (DEU)

De Marqui o Marquitos, como le llaman todos, emana un líder, es amigo de sus amigos y capaz de predicar con el ejemplo en las situaciones más difíciles. Marcos López Castrillón, estudiante de 5to año de la Licenciatura en Historia en la Universidad de Camagüey y representante de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) del Conjunto Artístico Maraguán, resultó seleccionado el Destacado en Cultura a nivel nacional.

“Me avisaron cuando estaba en un ensayo, en el cual la presidenta de la FEU del centro me dijo que debía irme con ella al otro día para La Habana, pues había merecido esa condición. Fue un logro tanto para mí como para el grupo: que el vanguardia nacional sea un miembro del Conjunto Artístico Maraguán y sea también de la Universidad de Camagüey.

Aunque me puse muy contento, la noticia fue un choque y enseguida empezaron los nervios por si tenía que decir algunas palabras en el Consejo Nacional, porque aunque bailo casi todos los días frente a muchas personas, todavía soy tímido para hablar en escenarios importantes.”

-¿Desde niño tuviste inquietudes por la danza?

Cuando pequeño me encantaba la música, pero nunca pensé ser bailarín. No fue hasta que obtuve el 12 grado, cuando en el acto de graduación bailó la compañía aqramontina Arlequín, que me quedé fascinado con el desenvolvimiento de los muchachitos en el escenario y dije que: “Ojalá algún día pueda llegar a ser como ellos”.

-Ahora ese mundo es parte esencial de tu existencia ¿cómo compaginas la vida artística con la estudiantil?

-Ingresé en Maraguán en el segundo semestre de primer año, y desde que entré fue cuestión de planificarse. La fórmula: sencilla, aprovechar bien el tiempo, es decir, tratar de no pasar un día sin mirar un libro. Por eso a cualquier hora estudio sobre todo antes de irme para el ensayo.

“También adelanto los seminarios porque, por cuestiones del grupo, siempre se dan funciones en otras provincias y municipio; esa es la estrategia que le sugiero utilizar a los nuevos integrantes para que nunca tengan dificultades con las ausencias y las evaluaciones.”

-¿Qué te ha aportado en tus relaciones sociales esta nueva fase?

Primero que todo: disciplina. El Conjunto Artístico representa también un reto debido a que además de talento, exige mucha disciplina y puntualidad. He ganado en esos aspectos por y en el grupo pero también esa nueva manera de ser ya logré trasladarla a otros elementos -la casa y la escuela- de gran importancia en mi formación como persona y profesional.

En cuanto a salud, me aporta a diario porque es como si estuviera haciendo deportes, quizás un poco más, porque tengo que emplear el cuerpo entero. Me eleva la autoestima, y he aprendido a bailar piezas tradicionales de Cuba y otras regiones del mundo, que es una cosa que muchos jóvenes hoy no saben.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

five × two =