Doctorado en Ciencias Pedagógicas muestra sus fortalezas al mundo

Contribuir a la formación de Doctores en Ciencias Pedagógicas, que puedan dar solución a problemas científicos de la educación, relacionados con el desarrollo de este sector en el país, es el principal de objetivo del Doctorado de Ciencias de la Educación de la Universidad de Camagüey, que por estos días enfrenta un proceso de acreditación internacional por la Asociación Universitaria Iberoamericana de Postgrados (AUIP).

En uno de los encuentros iniciales con los evaluadores, el Dr. C. Jorge García Batán, director del Centro de Estudios de Ciencias de la Educación (CECEDUC) “Enrique José Varona” de la UC que lidera este Doctorado evaluado de Excelencia en el 2018, presentó junto a parte del claustro las principales fortalezas y debilidades que en los últimos diez años han caracterizado al programa.

Entre las fortalezas, García Batán destacó la relación tutor-aspirante, sostenida durante todo el proceso formativo, la existencia de un sistema organizado y riguroso de preparación científica colectiva que posibilitó la defensa exitosa de las tesis y, además, el 100 por ciento del claustro docente ostenta la categoría de Profesor Titular.

“También hemos logrado la articulación del sistema de postgrado con el doctorado pues más del 60 por ciento de los egresados cubanos son graduados de las maestrías que imparte nuestra casa de altos estudios y el 35% de los extranjeros han salido igualmente de las maestrías y diplomados del CECEDUC”, agregó el especialista.

La fuente dijo además que el programa cuenta con una producción científica alta y de calidad, con índices elevados de publicaciones en revistas de prestigio internacional, presenta amplia relaciones de colaboración reflejadas en los más de 20 convenios con instituciones cubanas y extranjeras, y favorece proyectos de formación e investigación vinculados con los problemas más urgentes y pertinentes del entorno y ofrece soluciones para resolverlos.

Por su parte, como debilidades García Batán señaló que no se alcanzan los niveles deseados en el ámbito nacional y todavía son insuficientes los recursos tecnológicos para apoyar el proceso de formación.

No obstante, durante esta última década el Doctorado en Ciencias Pedagógicas de la Universidad de Camagüey aporta a la elevación del potencial científico del territorio y al desarrollo del sistema de educación y educación superior con un alto grado de satisfacción de profesores, empleadores y egresados con los resultados de la formación de doctores.

Este lunes los acreditadores de la AUIP visitaron los laboratorios de informática y la Sala de Video Conferencia del Nodo Reduc y se reunieron con alumnos del programa. En tanto, hoy martes, recorren el Centro de Diagnóstico y Orientación de Camagüey e intercambian con investigadores y responsables de práctica y de las oficinas de gestión de la ciencia y de proyectos.

Texto y fotos: Alexei Nápoles González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + twelve =