El buen arte de ser aficionado

Con “Identidad”, Maraguán recorre los bailes tradicionales desde la etapa de los esclavos hasta las comparsas de los actuales carnavales.
Con “Identidad”, Maraguán recorre los bailes tradicionales desde la etapa de los esclavos hasta las comparsas carnavaleras.

La vigésimo cuarta edición del Festival Nacional de Artistas Aficionados de la Federación Estudiantil Universitaria fue escenario, una vez más, del buen arte de las universidades cubanas. En esta ocasión, la provincia de Ciego de Ávila recibió a más de 500 delegados de diferentes centros de educación superior del país.

Como muestra de la profesionalidad y el talento que reúnen los jóvenes artistas aficionados de la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramante Loynaz”, no quedó un solo exponente de la delegación agramontina sin recibir el reconocimiento del jurado y el público.

Alejandro Hernández, ganador de la presea de oro en el apartado de Artes Plásticas.
Alejandro Hernández, ganador de la presea de oro en el apartado de Artes Plásticas.

El Conjunto Artístico Maraguán, además de regalar el espectáculo más popular, obtuvo el Gran Premio en Folklor Cubano y el galardón a la Identidad. Además, fueron gratificados el dúo “Alma Flamenca”, el grupo de magia Novus Magic, la locutora Heidi Arredondo, el trovador Andy Viamontes de la Universidad de Ciencias Médicas y, en la manifestación de Artes plásticas, específicamente en fotografía, el estudiante de derecho Alejandro Hernández.

Para este futuro abogado, alcanzar el máximo lauro fue toda una sorpresa, por la calidad y la amplia representación del resto de las delegaciones concursantes. “Que mi afición por hacer fotografías mereciera esa medalla de oro en tierra avileña, resultó muy gratificante, sobre todo si tenemos en cuenta que es un mérito salido del veredicto de un jurado nacional”, agregó.

UN MOVIMIENTO QUE ASCIENDE

Solista Yohana Barreto Castro.
Solista Yohana Barreto Castro.

A raíz de la integración de la Universidad de Camagüey, su movimiento de artistas aficionados ha experimentado en los últimos años un importante crecimiento, caracterizado por la representación íntegra de las manifestaciones del arte y la búsqueda, no solo de la cantidad sino también de la calidad de las funciones.

Dicha evolución ha sido condicionada en gran medida por la ardua labor desplegada por los instructores de arte, quienes, a pesar de ser pocos en plantilla, intensifican sus investigaciones para lograr una mejor preparación de las presentaciones y luego ver reflejado su esfuerzo en los disímiles reconocimientos que obtienen sus discípulos.

“Es importante resaltar, año tras año, la disposición de los alumnos de integrar el movimiento de aficionados, la selectividad que lo caracteriza toma como referencia la aptitud, sin vetar la actitud de los interesados en formar parte del arte universitario”, explicó Altinai Martínez Carrera, Directora de Deporte, Cultura y Recreación.

ARTE PARA SUMAR TALENTOS

Aparejado a los reconocidos estudiantes a nivel de país y provincia, existe otro grupo de talentosos muchachos que se preparan cada jornada para también representar y poner en alto a la institución agramontina desde los más diversos escenarios.

Muestra de ello es la solista Yohana Barreto Castro, estudiante de tercer año de Licenciatura en Lenguas Extranjeras, quien, aunque no ha concursado en el evento nacional, confiesa sentirse satisfecha con sus logros a nivel de base y de universidad, gracias a la preparación diaria que recibe de los instructores.

Dúo Alma Flamenca.
Dúo Alma Flamenca.

Hoy, quienes preparan y dirigen a los artistas aficionados de la Universidad de Camagüey, son conscientes de los distintos desafíos necesarios que tiene esta área para continuar contribuyendo a la formación integral de los educandos cubanos.

Permanecer a la par de la era tecnológica y aumentar en número los profesionales del arte para enseñar a una cifra mayor de estudiantes, son retos actuales que de cumplirse significarían un mayor crecimiento en cuanto a calidad y cantidad del movimiento de artistas aficionados.

La sistematicidad es parte de la clave para lograr el éxito y así seguir consolidando una idea encaminada a hacer de la vida universitaria un lugar donde confluyan, en una mezcla homogénea, la cultura, el arte y el saber de los futuros profesionales.

Por: Marianne Portuondo Méndez y Elena Rosales Caballero

Fotos: Varios autores

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *