La gestión comunicativa en universidades cubanas: un debate necesario

IMG_37751Por: Alexei Nápoles González

Durante los días 11 y 12 de marzo se realizó el Primer Taller Nacional de Gestión de la Comunicación en la Educación Superior en la Universidad de Ciencias Informáticas de La Habana, al cual asistieron especialistas de varios centros de enseñanza superior de toda Cuba para exponer sus experiencias y estrategias de trabajo en este sector.

En la justa, que contó con la presencia del Viceministro de MES, Ramón Gil González, la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz” estuvo representada por  Dayneris Triana Poll, Jefa del Grupo de Trabajo de Comunicación Institucional en la UC y Tomás Ramírez Andujar, Webmaster del Departamento de Recursos Informáticos, quienes ofrecieron sus impresiones sobre el certamen a nuestro portal.
-¿Cuáles fueron los principales objetivos del evento?
-Dayneris: Ganar en claridad sobre la gestión comunicativa en las universidades del país, conocer los procesos de las instituciones integradas, comprobar la eficacia de las estructuras creadas al efecto e informar sobre algunas de sus pautas de la comunicación, que son reguladas en la Estrategia de Comunicación del Ministerio y otros documentos rectores.
“Por esa razón, como punto fundamental de la lid estuvo la presentación de la Estrategia de Comunicación del MES (que será evaluada anualmente por el Comité Central del PCC) aprobada en el Consejo de Dirección en diciembre del 2014 y donde aparecen las líneas fundamentales a desarrollar en las estrategias institucionales.”
-También se trataron temas enfocados a las relaciones de trabajo con el Sistema de Medios de Comunicación Masiva y las tecnologías de la información y las comunicaciones, sus retos y desafíos en la educación superior.
-Dayneris: Sí, una parte de los aspectos discutidos se refirió a la capacitación del personal de contacto para la adecuada atención al público externo, la gestión y organización de la estrategia de medios de cada área y la administración de los canales de comunicación de las universidades.
Algunas de las otras temáticas debatidas resultaron el fortalecimiento del trabajo en las redes sociales, como el escenario más importante en el que exponer los resultados de la Educación Superior Cuban, la calidad de las páginas de Intranet e Internet, el posicionamiento de las Universidades cubanas a nivel internacional con una gestión de proyectos que ofrezcan financiamiento; la necesidad de desarrollar desde los grupos de comunicación un Marketing más agresivo que genere ingresos a la institución.
-¿Después dos intensas jornadas a qué acuerdos llegaron?
-Tomás: Proponer al MES la creación de una estructura formalmente dedicada al proceso de Comunicación Institucional en cada institución perteneciente al sector y también la creación de la Red Nacional de Comunicadores Institucionales de la Educación Superior, a partir de esquemas ya existentes en el ámbito, para otras áreas.
“Precisamente esa Red Nacional basará su trabajo en la realización anual de Talleres de Gestión de la Comunicación, rotativos por los Centros y el intercambio mediante listas de correo a la que pertenezcan, diferenciadamente, los webmasters y comunicadores.”
-Este tipo de actividad académica siempre trae muchos beneficios para la superación profesional y el perfeccionamiento de los sistemas de trabajo en las instituciones docentes.
-Tomás: Por supuesto, el evento fue muy necesario tanto para comunicadores sociales como para los webmaster que asistieron, por el fluido e intercambio de ideas e información y por brindar la posibilidad de ofrecer ayuda y solicitarla en cuestiones de diseño, programación y gestión de contenidos y datos.
“Para nuestro centro docente en específico logramos chequear su estado con respecto a otros y se llegaron a establecer colaboraciones, no formales, con las universidades de las provincias de Matanzas y Artemisa en materia de diseño web y buenas prácticas de administración de redes.”
-Insatisfacciones o sugerencias.
-Solo que fue poco tiempo, pues creo que el evento mostró gran calidad tanto organizativa como profesionalmente. Como única sugerencia, el Taller debería realizarse anualmente con al menos tres días duración y un número mayor de participantes por universidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

eight + twenty =