La unidad, esencia invariable de Cuba

La unidad, esencia invariable de Cuba

1 mayo, 2021 Noticias 0

Como cada 1 de mayo, este sábado toda Cuba viste uniforme, los colores de su bandera. El rojo, el azul y el blanco llenarán las redes, esas que por estos tiempos son plaza de la marcha sindical de los cubanos.

Yandri González Cámbara, director de la residencia estudiantil de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz (UC), también se vestirá de Patria para honrar al pueblo trabajador del que forma parte, para aplaudir y dar gracias por el esfuerzo de quienes luchan hace más de un año para controlar y erradicar la pandemia de la Covid-19, una línea de batalla de la que él es parte.

La lucha en contra de la pandemia tiene su centro en los centros hospitalarios e instalaciones médicas, pero no solo ahí, porque una gran parte de los sectores de la sociedad se ramifican y juntan sus esfuerzos para entre todos, unidos, enfrentar la delicada situación epidémica.

Gonzales Cámbara siente una gran responsabilidad al asumir por segunda ocasión la tarea del Centro de Aislamiento, esta vez la dirección recae completamente en él y demás directivos de la UC sin intermediarios, lo que exige un mayor esfuerzo.

“Los retos nos hacen crecer, -expresa-, hemos tenido bajo nuestro cuidado mujeres embarazadas, niños, personas de la tercera edad y sobre todo pacientes con enfermedades y padecimientos que requieren de cuidados especiales, los cuales nos han hecho ser más empáticos y humanos. Es una satisfacción poder ayudar a quienes lo necesiten, para nuestra institución es un honor brindar sus instalaciones en tan noble tarea”.

¿Qué significa ser sindicalista en la primera casa de altos estudios creada por la Revolución? 

Cuando uno comienza en estos centros de estudios la proyección más grande es llegar a integrar parte del claustro que un momento fueron partícipes y hacedores de mi formación, es como una relación padre e hijo de motivación constante. En estos momentos tengo la responsabilidad de afrontar tareas que en épocas pasadas otros desempeñaron por y para mí y mi generación, significa, sin dudas, un orgullo de profesionales.

Decir primero de mayo en esta Isla es una sola interpretación: unidad, y eso es lo que me representa, la unidad de nuestro pueblo. Si no fuera por esa unidad no estaríamos aquí y no batalláramos como lo hacemos, nuestro entusiasmo impulsa esa unidad y eso nos hace auténticos. La bandera y las pancartas son cargadas este año desde la tecnología y no hay diferencia porque la esencia es invariable.

Por: Elena Rosales Caballero

Compartir publicación:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

four × one =

Traducir »