Maraguán: lo mejor para el público

maraguan-03289Por: Alexei Nápoles González y Osleydis Pérez Ferriel
Una vez más los nervios se disparan y se concentra la mente para que nada falle. Así ocurre cada vez que Cesar Morales anuncia: “Salimos mañana”. Sombreros, pencas, micrófonos, el atril de la flauta, la pintura de los botines, el maquillaje completo. A los integrantes del Conjunto Artístico Maraguán no les puede faltar nada, porque al público se le entrega lo mejor.
A la vanguardia del movimiento de artistas aficionados de la FEU en Cuba , estos jóvenes de la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz” corroboran lo gratificante que resulta conjugar pasión y deber, dos vertientes que a la par transcurren, para muchos de los maraguaneros, desde hace alrededor de tres años. Recién llegado del oriente cubano, al Conjunto le sobran las razones para regresar.
Hacia Guantánamo partió Maraguán. La invitación para conocer la Primada de Cuba era oficial, pues el rector de la Universidad de Guantánamo, Dr. Alberto Terra Breff y el Conjunto Folclórico Jagüey esperaban por un intercambio fructífero y ameno con la agrupación.
Aún recordaban los del Guaso aquella sana rivalidad con Maraguán en los festivales nacionales de aficionados de la Federación Estudiantil Universitaria. Curiosos por la renovación de Jagüey, para los camagüeyanos el intercambio resultó un hermanamiento difícil de disolver.
En la institución Raúl Gómez García, sede central de la Universidad, los máximos dirigentes del territorio más oriental de la isla, departieron con los integrantes del elenco sobre la importancia de ganarse la confianza en cuanto al compromiso para efectuar y cumplir tareas.
“La cultura expresa a la persona en su comportamiento, por eso queremos que la Universidad se convierta en el centro de formación cultural de la provincia. Queremos que ello se convierta en una obra de todos los universitarios”, expresó el rector Dr. Alberto Terra.
En el club universitario Jaibo, en el III Simposio Internacional “Agostinho neto In Memoriam”, de la Universidad de Ciencias Médicas de la provincia, y en la plaza Pedro Agustín Pérez, el Conjunto Artístico Maraguán pudo retribuir con creces tantas atenciones. Bailes campesinos, populares, rumba, teatro y mucha interacción con el público sellaron un pacto audiencia-conjunto que perdurará aun después de regresar a casa.
Camino a la XX edición de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, en Holguín, todavía quedaban de los famosos turrones y cucuruchos de coco. Muchos aclaraban sus gargantas con añorados coros de clave para Holguín, deseosos de volver al torrente cultural de la Iberoamericana.
Dedicada esta vez a la ecología de los pueblos y a la Amazonía, en la fiesta de las culturas Maraguán brilló con luz propia entre artistas de la talla de Fernando Bécquer, Telmary Díaz, Kike Quiñones, el grupo de danza Kaleidoscopio y la banda de rock Fragua, ambos de la hermana Colombia.
Hasta los pueblitos de Bariay y Gibara llegó el arte iberoamericano. En el primero, se lanzó la convocatoria para la próxima edición y el certero homenaje al héroe del Sombrero Alón: Camilo Cienfuegos. En el otro, el teatro de la localidad fue testigo de una exquisita gala que reunió la sensualidad del folclor colombiano y la intensidad de la rumba agramontina.
Así culminó la gira por Oriente. A pesar de las ausencias de unos, de la indolencia de otros y del abandono de varios “responsables”, el Conjunto Artístico Maraguán supo cumplir su tarea. Las ovaciones, los “¡bravo!” y los apretones de mano lo aseveran. Los nervios se calmaron, la mente siguió concentrada al retornar de la loma a la llanura. Solo primaba un pensamiento común: Lo importante es el resultado. Al público, lo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nine + twenty =