Mi cubanía

Sitio oficial de la Universidad Camagüey, espacio para dar a conocer el quehacer de nuestros estudiantes y trabajadores. Donde comunicamos nuestros resultados en la investigación, la docencia y la extensión universitaria.

Mi cubanía

24 octubre, 2015 Noticias 0

Mi cubanía.Por: Osleydis Pérez Ferriel

Esta semana tiene una connotación especial. Estamos celebrando la Jornada por la Cultura Cubana y toda la nación vibra creativa y saludadora de la fecha. Como parte de la jornada, actos, galas y programas han signado los días de una Cuba que necesita más que nada afianzarse a su identidad.

He aquí el punto rojo de la gráfica. Nuestra identidad… Un día quise cuestionar a la opinión pública acerca de qué significaba ser cubano y, de momento, no pude seguir. La mayoría de mis entrevistados se quedaban atónitos ante la pregunta y pedían un segundo aire, para pensar y responder adecuadamente. ¿Qué no saben qué es ser cubano? Es algo inaceptable.

Por eso es este llamado de alerta, este llamado a ondear lo propio, sin chovinismos ni triunfalismos, ni justificaciones. Es una convocatoria a retomar, o, por lo menos, revisar nuestra producción cultural, que es la forma más eficaz de reproducir nuestro día a día. Pero no esa producción artístico-comercial, mirando hacia afuera porque vende más.

Llamo a integrar las filas de los que exploran tesoros nacionales, esos enterrados en archivos, tanto bibliográficos, como musicales o de índole inmaterial. Los conmino a embarcarse en la aventura magnífica que implica redescubrir nuestro folclor, nuestra cubanía, nuestra identidad.

No pido volvernos antimodas, cada cual con su gusto, ni renegar categóricamente de las influencias modernas. Pido conciencia. Conciencia ante lo que consumimos y conciencia de que no tenemos por qué ser esclavos de ese consumismo impuesto por industrias culturales ajenas a la verdadera esencia del cubano.

Que sea esta jornada el impulso. Que no quede el ansia en la mera superficie del embullo. Nuestra cultura bien merece más que una misa, parafraseando al monarca francés. Nuestra identidad, por diversa, merece más que una jornada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducir »