Puentes de diálogo y optimismo

Puentes de diálogo y optimismo

23 septiembre, 2021 Noticias 0

Los estudiantes de nuevo ingreso son, sin dudas, el proyecto más retador en las universidades cubanas en tiempos de pandemia. Ser conscientes de las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías y el uso de la virtualidad que hemos adoptado no obvian la cercanía necesaria de los encuentros presenciales, por ello la Universidad de Camagüey (UC) “Ignacio Agramonte Loynaz” realiza contactos cara a cara con esos alumnos que aún desconocen las vibras de los pasillos universitarios.

Encabezados por el Dr. C Santiago Lajes Choy, rector de esta institución, tuvo cita este jueves en el IPVC Máximo Gómez de la ciudad de Camagüey, un encuentro con una parte de los estudiantes residentes en el distrito Joaquín de Agüero.

Participaron también otros directivos del centro y de las facultades, los cuales fueron presentados para de ese modo ir creando vínculos de familiaridad. Estos encuentros se están realizando indistintamente por los distritos como continuidad de las reuniones realizados en el mes de julio, solo que en estas ocasiones dirigidas a los nuevos ingresos.

La dirección de la UC es consciente de la difícil situación que atraviesa el país a la cual no están exentos los jóvenes, son 18 meses de enfrentamiento a la pandemia y desde los inicios la casa de altos estudios dio el paso al frente como centro de aislamiento y en la actualidad como hospital de campaña con más de 500 camas repartidas en las tres sedes institucionales. En esa tarea han estado implicados muchos estudiantes de la comunidad universitaria demostrando siempre su paso al frente, ante el llamado y la necesidad social, la universidad agradece eternamente ese gesto humano.

Según afirmó Lajes Choy, ningún proceso docente de los actuales que vive el centro es rígido, cuando comenzó el curso 2021 el primero de febrero las proyecciones de asistir a las aulas parecían más cercana, pero la realidad es más rica y la pandemia continúa redireccionando a profesores y educandos en los contextos del internet, esto no significa que aquellos estudiantes con menores o nulas posibilidades de conectividad queden desprovistos, por el contrario, recibirán sus contenidos con la calidad a la que no podemos renunciar cuando el contexto lo admita.

Además, agregó que los resultados son favorables, de 1000 asignaturas planificadas fueron iniciadas 903 de las que se lograron culminar más del 60% y esto es una prueba fehaciente de la voluntad institucional y personal presentes en estos complejos escenarios.

Fecha segura para el comienzo de la anhelada presencialidad no hay, hasta el momento noviembre es el mes estimado para comenzar el segundo período e ir dando pasos de menor a mayor en la incorporación, porque no puede obviarse el hecho de que la vida universitaria no se resume a las aulas, sino que también incluye becas de estudiantes de 9 provincias y alrededor de 60 municipios del país lo que requiere de una preparación infraestructural y planificación organizativa sustanciosa.

La ocasión fue oportuna para ofrecerles la bienvenida a la FEU, la organización joven más antigua de Cuba, todo un orgullo de los universitarios, de ese modo la presidenta Doraine Linares entregó oficialmente el carnet que los acredita como integrantes y los exhortó a soñar y disfrutar de estos años inolvidables.

Estas reuniones no significan que todo está hecho, quedan espacios por llenar, dudas para aclarar y mucho contenido que consolidar, pero con ellas se pretende crear puentes de diálogo y optimismo, en ellas se siembra la esperanza de pronto volver a estar juntos en la casa de todos.

Texto y fotos: Elena Rosales Caballero

Compartir publicación:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + 1 =

Traducir »