Tensa situación epidemiológica en Camagüey; la provincia abandona la normalidad

Tensa situación epidemiológica en Camagüey; la provincia abandona la normalidad

13 enero, 2021 Noticias 0

El Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno cubano para el control del nuevo coronavirus informó en su reunión de este martes el retroceso de la provincia de Camagüey a la fase tres de recuperación, y de los municipios de Jimaguayú, Najasa, Esmeralda y Camagüey a la fase dos, ante el incremento de casos positivos a la Covid-19 en los últimos días.

Según informó el viceprimer ministro Roberto Morales Ojeda, el territorio agramontino abandona la normalidad, a partir de que la tasa de incidencia de la enfermedad ha crecido a 17 casos por cada cien mil habitantes.

Por su parte, Matanzas y Santiago de Cuba recularon a la fase uno, mientras La Habana fue decretada en fase de transmisión autóctona limitada.

En esa misma condición se encuentran en total 34 municipios, pues además de los de la capital, están Alquízar, Guanajay, Bauta, Güines, San Nicolás de Bari, Madruga, Santa Cruz del Norte, Matanzas, Ciénaga de Zapata, Perico, Los Arabos, Pedro Betancourt, Cárdenas, Santa Clara, Sagua la Grande, Santiago de Cuba, Palma Soriano, Niceto Pérez y Guantánamo.

En esos territorios comenzarán a implementarse medidas más rigurosas, entre ellas la paralización del curso escolar a partir del jueves, para que los alumnos puedan asistir este miércoles a las escuelas para recibir orientaciones y recoger sus libros.

El presidente de la República, Miguel Díaz Canel Bermúdez, aseveró este martes en el Palacio de la Revolución que Cuba ha sabido superar cada uno de los momentos complejos a los que nos ha llevado la pandemia de la Covid-19 y este también lo tenemos que superar.

Al encabezar junto al primer ministro, Manuel Marrero Cruz, la reunión del Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno para el control del nuevo coronavirus, el Jefe de Estado trazó las prioridades ante el brote que está experimentando la nación, vinculado sobre todo a los viajeros procedentes del exterior que han contagiado a sus familiares y amistades. Ahora lo que corresponde es cortar rápido la transmisión y aislar, que son de las cuestiones que nos han dado resultados, agregó.

Tenemos que trabajar severamente con los casos activos, dijo, también para que no se nos acumulen más personas que las que tienen que estar en los hospitales, con un buen control de las altas médicas en cada momento, a partir de la aplicación de los protocolos establecidos, e ir bajando ese nivel de pacientes en los centros hospitalarios.

Tiene que ser muy fuerte, indicó, el trabajo con los vulnerables para evitar que se nos compliquen e igualmente con los que se encuentran en estados graves y críticos en las terapias intensivas.

Estas declaraciones del Presidente de la República se suscitaron a partir del análisis realizado por el grupo gubernamental en torno al cambio de fase en varias provincias y municipios del país, a causa del deterioro de sus indicadores epidemiológicos. En esta jornada la Isla reportó 487 nuevos casos, distribuidos en todas sus provincias, con lo cual se mantienen tres mil 057 casos activos, el 99,1% con una evolución estable.

Al respecto, el viceprimer ministro Roberto Morales Ojeda informó que la provincia de La Habana retrocede a la fase de transmisión autóctona limitada, al contabilizar un promedio de 83 casos por día en la semana anterior, y en las últimas dos jornadas, más de un centenar.

Morales Ojeda precisó, además, que la provincia de Matanzas recula a la fase uno de la recuperación al tener una tasa de incidencia de 52,65 casos por cada cien mil habitantes en las últimas dos semanas. La provincia de Camagüey cambia a la fase tres, pues su tasa crece a 17 casos por cada cien mil habitantes. Asimismo, la provincia de Santiago de Cuba entra en fase uno, al reportar también un incremento de su tasa a 36,72 casos por cada cien mil habitantes.

En resumen, puntualizó, el país tiene cinco provincias en la nueva normalidad: Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Las Tunas, Holguín y Granma, además del municipio especial Isla de la Juventud; tres en la tercera fase de la recuperación: Pinar del Río, Cienfuegos y Camagüey; una en la fase dos: Guantánamo, con probabilidades de que su situación epidemiológica empeore; y cinco en la fase uno: Artemisa, Mayabeque, Matanzas, Villa Clara y Santiago de Cuba 

Acerca del impacto de la epidemia en las escuelas cubanas — aun cuando se aclaró que hasta el momento no se han generado contagios dentro de las instituciones — la ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez Cobiella, precisó en la reunión que hasta este martes había 115 planteles cerrados en diez provincias, a solicitud de los propios territorios.  En estos momentos, agregó, tenemos 60 mil 693 estudiantes y nueve mil 012 trabajadores aislados. Se ha sido muy riguroso, consideró, con la indicación de que no pueden asistir a las escuelas si están enfermos o si son contacto de algún viajero o caso confirmado.

La titular señaló que se tiene una propuesta de cómo vamos, a partir de la semana que viene, a continuar el curso en esos 34 municipios, con la utilización del Canal Habana y del Canal Educativo para las teleclases.  

También se hará un análisis con los círculos infantiles, no se cerrarán todos ante la necesidad de atender a los niños de los trabajadores que pertenecen a sectores vitales como la Salud, la FAR, el MININT y otros que precisan que esas instituciones se mantengan abiertas.

El Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno para el control de la epidemia estudia otras medidas de cierre relacionadas con el transporte, el comercio y los servicios, que serán informadas en las próximas horas, con el fin de cortar el contagio que se ha extendido a toda la nación.

Precisamente acerca de la situación epidemiológica de Cuba, el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, había explicado en esta sesión que, al cierre de la primera semana de enero, el promedio de casos por día ascendió a 280; en diciembre esa cifra era de 118,6. En esas primeras siete jornadas de enero, el promedio de casos importados por día también había aumentado a 77,5; en diciembre era 57,5. 

Los mayores niveles de transmisión, corroboró, están en La Habana, Matanzas, Santiago de Cuba, Guantánamo y Villa Clara.

En la reunión, que contó con la presencia del segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista, José Ramón Machado Ventura, y el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, se analizó mediante videoconferencia con los gobernadores la situación de las provincias más comprometidas. Estos chequeos se seguirán realizando durante toda la semana desde el Palacio de la Revolución.

Tomado de Radio Cadena Agramonte (Con información de Presidencia Cuba) (Fotos: Alejo Rodríguez/ Estudios Revolución)

Compartir publicación:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

three × four =

Traducir »