Un barrio que canta en el Caimán del Caribe

Distintos proyectos comunitarios en los que profesores y estudiantes de la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz” son protagonistas e impactan en la sociedad agramontina, llegaron hasta la comunidad “Los Coquitos”, este miércoles en la tarde, para favorecer el desarrollo socioeconómico y cultural de la localidad.

El Centro Mixto “Águedo Morales Reina”, inaugurado el pasado 13 de agosto, resultó pequeño para tanta alegría desbordada por cientos de niños, maestros y vecinos de los alrededores, quienes disfrutaron de diferentes juegos deportivos, actividades culturales y recreativas, bailoterapias y competencias de habilidades matemáticas.

En esta zona habitacional, que como dijera una canción de Arnaldo y su Talismán también es un barrio que canta en el Caimán del Caribe por el esfuerzo del estado y sus pobladores, la comunidad universitaria vacunó y consultó a las mascotas de los vecinos, arregló efectos electrodomésticos y leyó poemas y fábulas educativas a los pioneros.

“Con nosotros participaron diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular que inician una etapa de debate en las calles acerca del sistema político cubano como preparación para el venidero proceso electoral que desarrollará la isla. Y no hay nada mejor para demostrar la fortaleza de nuestro sistema poniendo a la Universidad, primera creada por la Revolución a brindar servicios de este tipo”, aseguró el Dr. C. Santiago Lajes Choy, rector del centro.

Esta fiesta de barrio siguió en horas de la noche con intercambios sobre el Sistema Electoral Cubano, muestra de audiovisuales y una presentación del Conjunto Artístico Maraguán, agrupación insigne de la Universidad de Camagüey.

La atención a las comunidades complejas por parte de la UC, junto al intercambio de diputados con el pueblo se extenderá a otros repartos de la ciudad como La Belén y la Esperanza y, además, a partir de este mes ambas acciones llegarán a las arterias del municipio de Vertientes.

Texto y fotos: Alexei Nápoles González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *