Un maestro de maestros

Sitio oficial de la Universidad Camagüey, espacio para dar a conocer el quehacer de nuestros estudiantes y trabajadores. Donde comunicamos nuestros resultados en la investigación, la docencia y la extensión universitaria.

Un maestro de maestros

31 octubre, 2019 Noticias 0

Dedicar la obra de toda una vida a la educación es de las labores más nobles. Rogelio Meriño Fernández, profesor de la Enseñanza Superior y Máster en Investigación Educativa, ha transitado por el magisterio formando maestros de Geografía. Un referente de la asignatura, que brinda sus saberes en la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz”, con el mismo amor de los primeros años.  

-¿Cuánto tiempo lleva ejerciendo el magisterio?

– Comencé a trabajar el primero de enero de 1967 y he dedicado todo este tiempo a la formación de personal docente.

-¿Cómo llega a formar parte del claustro de profesores de la Universidad Pedagógica ¨José Martí¨?

-Cuando me encontraba trabajando en la Escuela Formadora de Maestros me proponen incorporarme a laborar en el pedagógico, donde llevo alrededor de cuarenta y nueve años, los últimos cuatro, como profesor reincorporado después de jubilarme.

-¿Por qué decide regresar a la educación?

-Esa decisión tiene dos motivos, el primero es que es mi vocación, lo que siempre me ha gustado hacer y el segundo para sentirme útil y contribuir en la formación de los estudiantes, brindarles mi conocimiento.

-¿Durante su carrera profesional en que eventos ha participado?

He participado en una gran variedad de eventos, el más reciente fue REDINCITEC, efectuado el pasado año y organizado por la provincia de Las Tunas, donde además de exponer las investigaciones, las mismas fueron publicadas.

-¿Considera que existen diferencias con el estudiantado de hoy y el de sus primeros años de educador?

-Las personas responden a su época, a veces los profesores pueden pensar que el alumno está mal, que no se preocupa, pero puede ser que lo está midiendo como los estudiantes de otros tiempos. He tenido excelentes alumnos, muchos son hoy colegas de trabajo, y de igual manera en cursos recientes he enseñado a estudiantes brillantes. Independientemente de la época, el empeño que ponga el alumno es fundamental para el aprendizaje.

-¿Qué piensa de la actitud de los jóvenes que se deciden por carreras pedagógicas?

Hoy los jóvenes tienen determinadas prioridades, aunque siempre existen excepciones, muchos no ponen en primer lugar su futuro profesional y no concientizan que para ser buen profesor hay que ser buen estudiante. Los jóvenes le conceden mucha importancia a la tecnología y la vestimenta y no debería ser ese el orden de sus prioridades.

Rogelio Meriño Fernández es un educador orgulloso de las generaciones de docentes que ha acompañado en su paso por las aulas, que lo recuerdan y valoran por su profundo conocimiento, profesor querido y respetado por todos, ejemplo indiscutible de que la grandeza del ser humano corresponde a la dedicación con que desempeña su profesión. 

Por: Idaylen Rodríguez Rodríguez y Daylén Fenollar Alemán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducir »