Tres décadas y valiosos artículos atesora Revista de Producción Animal

img_20170215_154627Resulta complicado resumir en pocas líneas 30 años de quehacer, máxime cuando numerosas páginas, saberes y esfuerzo se suman en cada número  de la Revista de Producción Animal de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz”.

Dedicación  parece ser el mejor calificativo para realzar la labor de quienes fundaron y han contribuido con esta publicación desde su primer número en 1985. Por ello, se hicieron merecedores del reconocimiento de su colectivo y del de esta alta casa de estudio.

En la Maqueta de la Ciudad tuvo lugar un sencillo homenaje a los fundadores de la revista entre los que se encuentran el recientemente fallecido, Florentino Uña Izquierdo, quien fuera su director por muchos años, y Ernesto Piñero de Laosa, fundador y editor, así como a destacados colaboradores como los Doctores Guillermo Barreto Argilagos y Edelmiro Marín López.

Artículos de interés para la comunidad científica que abordan temáticas relacionadas con la salud animal, el manejo y la alimentación; la genética y reproducción; la economía y mecanización pecuarias; la acuicultura y la biotecnología nutren sus páginas, arbitrados por especialistas de alto nivel procedentes de universidades, institutos de investigación y entidades productivas de diferentes lugares de Cuba y de otros países como Brasil, Canadá, Ecuador, Escocia, México, Venezuela, que le imprimen un sello de calidad a los trabajos.

Certificada por el CITMA, la Revista de Producción Animal es una publicación cuatrimestral especializada en producción animal, que tiene como misión divulgar los avances científico-técnicos de la producción animal, con artículos de elevado rigor que impacten a la comunidad científica y ofrezcan vías para la solución de problemas prácticos.

Actualmente, sus artífices asumen el reto de mantener la excelencia y alcanzar mayor calidad y visibilidad en la red de redes con la versión digital, que atesoran desde el 2011, y aspiran a convertirla en una publicación científica de referencia internacional.

Por: Adary Rodríguez Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *