Cuando los idiomas enamoran

Sayling ejerce como intérprete del rector de la Universidad de Amberes, Bélgica.

Cuando a Sayling Ley Valdés la enamoraron a sus diez años los cursos de idioma, impartidos en el programa televisivo Universidad para Todos, no imaginó que su formación y vida profesional continuarían por el camino del aprendizaje y la enseñanza de las lenguas extranjeras.

Sin embargo, hoy, ella es una de esas jóvenes que imparte clases de Inglés en la Universidad de Camagüey (UC), desde que se graduó en el 2015 y que, además, mantiene una constante superación para mejorar su trabajo en la formación de las nuevas generaciones y desarrollar más sus habilidades como traductora.

El año 2018 resultó fundamental en esa preparación incansable que busca Sayling jornada a jornada. Primero asistió como única representante de América a un curso de 15 días en la Universidad de Mons, en Bélgica, dedicado al perfeccionamiento en francés sobre la temática de las relaciones internacionales en el marco de la educación superior.

Sayling junto a sus compañeros de curso en la Universidad de Mons.

“Esa fue una experiencia muy provechosa, positiva, de aprendizaje mutuo, en la cual adquirí conocimientos acerca de la internacionalización, amplié mi vocabulario y aprendí nuevas maneras de expresarme y escribir en francés. También intercambié con colegas del aula provenientes de diversas culturas y de naciones poco conocidas como Madagascar, Hungría y Croacia”, contó la joven.

“No obstante, lo que más me llamó la atención de esta estancia académica fue que no era un curso competitivo ni evaluativo, aunque hicimos exámenes. Es decir, nuestros excelentes profesores se enfocaron en las necesidades de aprendizaje que cada uno tenía sobre la lengua francesa. Además, realizamos muchas actividades didácticas, excursiones, intercambio con escritores y personalidades de esa ciudad, acciones que favorecieron la práctica de lo aprendido”.

-Posteriormente, unos diez meses en Belice aportaron mucho de manera profesional y personal en la superación de la camagüeyana.

Sayling con sus compañeros de curso en Belices.

-Sí. Recibí esa excelente oportunidad junto a otros seis especialistas de nuestro país gracias a mi centro de educación superior y a un convenio existente entre Cuba y esa nación de América, el cual permite a profesionales cubanos de diversas ramas del saber asistir a un curso de perfeccionamiento del idioma inglés en la Universidad de Belice.

“Allí estudié y aprendí por otros textos, me actualicé mucho sobre el vocabulario, perfeccioné lo que ya sabía e incorporé saberes en asignaturas como Gramática y Escritura, que son impartidas en la UC a los alumnos de preparatoria y también tienen un peso importante en mis labores como traductora, específicamente a la hora de redactar”.

– ¿Qué aspectos resaltarías de esa experiencia?

-En el marco de las prácticas laborales del curso para los estudiantes avanzados, tuve la formidable oportunidad de colaborar como intérprete del rector de la Universidad de Belice, Profesor Emeritus Clement Sankat, en un Consejo Centroamericano de Universidades desarrollada en esa institución.

“Por otra parte, también los cubanos pudimos compartir en un grupo multicultural, diverso, en el que conocimos de tradiciones, costumbres e historias de naciones como Taiwán, México, Guatemala y Honduras y salimos de los esquemas hegemónicos que en el idioma inglés y en la vida en general implantan las culturas norteamericanas y británicas.”

Sailing como en funciones de traductora del rector de la Universidad de Belice, Profesor Emeritus Clement Sankat.

En las aulas de la Universidad de Camagüey, esta joven continúa transmitiendo con amor los conocimientos adquiridos en universidades foráneas; mientras, en eventos internacionales y visita de delegaciones de otros países, la muchacha colabora como intérprete.

Gracias a su esfuerzo personal desde que era una niña y a las facilidades del sistema educativo cubano y la confianza depositada en ella por la dirección de la UC, la enseñanza y la traducción de lenguas extranjeras se convirtieron en parte fundamental de su vida.

Por: Alexei Nápoles González

Fotos: A.N.G y cortesía de la entrevistada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

five × one =