“Nunca antes tuvo la familia mayor espacio-tiempo para construirse y amarse” (+Video)

“Nunca antes tuvo la familia mayor espacio-tiempo para construirse y amarse” (+Video)

14 mayo, 2021 Noticias 0

Acompaña a la humanidad hoy un contexto extremadamente difícil, originado por la pandemia y crisis económica a nivel global. En ese complejo escenario se acrecienta el valor de la familia y es esa unión y amor familiar una máxima importante para quedarnos en casa cuidarnos y cuidar al resto.

¿Cómo hacer entonces para que luego de tanto tiempo conviviendo juntos, la química familiar continúe funcionando correctamente, lejos de provocar rechazo por ideas contradictorias, gustos, y todo el deterioro mental y físico que puede producir el aislamiento o la cuarentena?

Sobre varias de estas interrogantes y en medio de la celebración por el Día Internacional de la Familia, a celebrarse cada 15 de mayo, conversamos con Leticia Pastorrecio González, Licenciada en Psicología General en la Universidad Central “Martha Abreu” de Las Villas, y quien ahora labora como psicóloga en la Dirección de Comunicación Institucional de la Universidad de Camagüey.

La familia, como unidad social básica, constituye uno de los principales espacios de formación y bienestar del ser humano. A lo interno, se cumplen funciones y se establecen normas, reglas y roles que son asumidas por todos sus miembros. En un contexto tan difícil originado por la pandemia ¿cómo se acrecienta el valor de la familia?

-Son tiempos en el que el sistema familiar cobra mucho valor, en tanto que sus integrantes pasan a ocupar diferentes roles como: el de ser profesores y educadores de los más jóvenes de la casa. El confinamiento ha trascendido en mayor presencia del grupo familiar al interno de los hogares, lo que, de manejarse con oportunidad, deviene en ideal para estrechar lazos afectivos, de camaradería, respeto y compromiso entre los que conviven en un hogar.

“Si bien la situación epidemiológica actual, no es el escenario óptimo para un adecuado desarrollo y bienestar del hombre, particularmente considero que la familia como grupo, tiene la capacidad para adaptarse a los cambios; y el espacio propiciado por la Covid-19 de compartir al unísono permite reforzar las relaciones humanas, las habilidades socioemocionales, el sentido de convivencia, la confianza y la seguridad de la familia”.

-¿Es la unión familiar una excelente motivación para quedarnos en casa, cuidarnos y cuidar al resto?

-Cuando se experimentan sentimientos nobles hacia una persona o grupo de personas, entiéndase cariño, consideración, respeto, amor, nuestro comportamiento se dirige en función del beneplácito del otro, ya que se desarrolla una interrelación emocional donde se tienen en cuenta los sentimientos del otro con respecto a uno mismo y viceversa, y en ocasiones hasta se ponderan estos por sobre los propios, lo cual traducido a un lenguaje más común, significa que nos preocupan y ocupan los sentimientos de aquellos a los que queremos.

“Estos vínculos pueden ser aún más fuertes entre los miembros de una familia, de manera que el sentido de autocuidado y cuidado de los otros tiene más connotación, porque nos importa que nuestros familiares puedan contagiarse con la Covid-1. Además, tratamos de evitarles sentimientos de angustia y pena en caso de enfermar uno mismo. Por tanto, sí creo que el amor y el respeto que nos une a nuestras familias, constituyen acicates primordiales para cumplir con todas las medidas sanitarias y de aislamiento social instrumentadas por los organismos de salud pertinentes y el Estado cubano.”

VIDEO EN YOUTUBE SOBRE EL DÍA INTERMNACIONAL DE LA FAMILIA

-¿Cómo actuar para que la química familiar se mantenga lejos de provocar rechazo por opiniones diferentes, gustos, y todo el deterioro mental que puede producir el aislamiento o la cuarentena?

-Las diferencias generacionales son una realidad, los intereses y motivaciones se manifiestan en la individualidad, y real es también que el prolongado confinamiento puede crear un estado de fatiga emocional, clínica y personal; más, el sentido de respeto por los otros y el compañerismo que en su mayoría une a los integrantes de una familia, son claves para orientar la dinámica familiar hacia buen destino.

“El ritmo de la vida habitual es agitado, el hombre anda en carrera rápida sin percatarse que lo hace, constantemente se piensa en lo que pasará inmediatamente después, y esta prisa hace precisamente que la vida en sí discurra mientras planificamos y hacemos otras cosas, es entonces cuando nos perdemos lo que verdaderamente importa y aporta.

“Nunca antes tuvo la familia, como entidad primaria de las relaciones socioemocionales de un sujeto, mayor espacio-tiempo para construirse, consolidarse y amarse. Si tenemos en consideración que nuestros hogares han devenido además en escuelas, universidades, centros de trabajo y espacios de divertimento y recreo para la familia, todo a su vez, entonces la convivencia, lejos de separar, más bien constituye una fortaleza.”

¿Desde el contexto universitario qué opinas sobre el valor y el apoyo de la familia para la formación de los futuros profesionales en nuestras aulas?

-Es primordial. El apoyo familiar es necesario y valioso en todo momento del desarrollo del sujeto. Aunque en esta etapa el joven sea capaz de estructurar metas y objetivos alcanzables en función de su realización personal y superación profesional, y tenga mayor autonomía y autodeterminación en la consecución de sus propósitos, la familia constituye pilar esencial para el joven estudiante. El empuje y soporte de la familia, deviene en fortaleza y el bienestar familiar se traduce en bienestar individual, permitiendo al futuro profesional centrarse en el logro de sus proyectos de vida.

CONSEJOS PARA ENFRENTAR LA CUARENTENA EN FAMILIA

Por: Alexei Nápoles González

Compartir publicación:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 16 =

Traducir »